Deportes

ATLETISMO - CARRERA DE NAVIDAD

La Carrera de Navidad "canta las 40" con el apoyo de Zoiti

Sonia Armisén e Isabel Belenguer se ponen al frente de la tradicional prueba

La Carrera de Navidad "canta las 40" con el apoyo de Zoiti
La Carrera de Navidad "canta las 40" con el apoyo de Zoiti
P.S.

HUESCA.- La Carrera de Navidad "canta las 40" este año y lo va a hacer con algunas novedades pero con el mismo fondo. Cuatro décadas después de que José Ariño, José Armisén y Miguel Ángel Martín iniciasen esta marcha especial en un día tan especial para dar la conocida "vuelta larga", el crecimiento que ha tenido ha sido constante y su consolidación absoluta porque forma parte de la postal navideña oscense.

Una de esas novedades es que el Club Atletismo Zoiti se pone al frente de la organización para cubrir el seguro de responsabilidad civil que se requiere dada la dimensión que ha alcanzado esta singular carrera, que mantiene su espíritu popular, festivo y no competitivo.

Tras la muerte primero de Ariño y después de Tino Belenguer, un gran soporte a quien se rindió homenaje en la pasada edición, otro de los incombustibles, Álvaro Martín, que estaba tutelando la prueba, anunció que a partir de este año cedía el testigo. Y lo dejaba en manos de Sonia Armisén e Isabel Belenguer, hijas de José y Tino, que gustosamente han asumido el relevo con el objetivo de que "perdure el espíritu con que nació la prueba, con su carácter no competitivo, inclusiva y con un ritmo acorde a todo el mundo".

Destacan la incorporación del CA Zoiti, "esta ciudad tendrá que estar siempre agradecida a la Zoiti por la gran suerte que tenemos de contar con este club y valorar que ante cualquier problema siempre te respalda. Los tiempos cambian, ahora es necesario tener unos seguros y la Zoiti ha vuelto a estar allí, como siempre", destacan Sonia Armisén e Isabel Belenguer.

Se cuenta asimismo con la aportación de Supermercados Altoaragón para el avituallamiento de agua y fruta que tendrán los corredores a lo largo del trayecto. Para el recorrido urbano se cuenta también con la colaboración de la Policía Local a fin de garantizar la seguridad de los participantes.

La prueba, como recuerda Isabel, "tiene un carácter familiar, la empezaron nuestros padres, los hijos nos hemos implicado desde hace años y ahora también van sumándose los nietos, con lo cual logramos que siga adelante". Todo ello sin variar un ápice el sentido de la marcha, "una quedada que empieza con la concentración de todos en el camping de San Jorge, a las 11 de la mañana, que continúa con el recuento manual y que no tiene afán competitivo. Al final, más que una carrera, es un momento de encuentro entre amigos".

Para las dos, Sonia e Isabel, esta prueba tiene un componente emocional importante por la labor que emprendieron sus padres, especialmente Isabel ya que su padre falleció el año pasado, lo mismo que para la familia Ariño, otro de los pioneros.

Si el tiempo acompaña, se espera una gran participación. El año pasado alcanzó los 247 corredores, cifra muy próxima al récord de 2014, cuando se llegó a los 255.

El recorrido permanece inalterable. La "vuelta larga" parte del camping de San Jorge (11 horas), sube el puente de Huerrios, se dirige hacia Banariés y llega a Cuarte, donde se da vía libre a los participantes más "competitivos" para que aceleren el ritmo si bien conscientes de que en el convento de las Teresas (frente a la ITV) hay que parar a fin de reagruparse y disfrutar mientras del avituallamiento. Llega el momento de entrar en Huesca, que se hace cantando villancicos pasando por el cuartel de la Guardia Civil, Hospital San Jorge, Plaza de Navarra, calle San Jorge y llegada de nuevo al camping. Allí acaba la carrera y se descorcha el champán para brindar por el nuevo año con los mejores deseos de todos.

Etiquetas