Deportes

SENDERISMO - PEÑA GUARA: RUTAS POR LA PROVINCIA

Caprichos de piedra en Fraella

El grupo de senderistas disfrutó de escondidos lugares monegrinos

Caprichos de piedra en Fraella
Caprichos de piedra en Fraella
S.E.

HUESCA.- Pasadas las jornadas de intensas nieblas llega una buena época para visitar la comarca de los Monegros. El destino de los senderistas de la sección Rutas por la Provincia es el pueblo de Fraella, muy interesante si nos centramos en el aspecto de conocer y pasear por las rutas señalizadas para conocer la curiosa naturaleza de sus alrededores, en el enclave de La Serreta.

El domingo pasado el autobús con 60 caminantes en media hora recorrió el trayecto entre Huesca y Fraella y se detenía en la entrada del pueblo. El día amaneció con buena temperatura. En marcha, el grupo atraviesa el casco urbano hasta llegar al parque; desde aquí se avanza por una pista que pasa al lado de un conjunto de bodegas excavadas en la roca, abandonadas hace años. A un centenar de metros hay unas señales direccionales que indican el camino para llegar al Mirador de Languardia, al Arco de San Andrés y a Marcén. Esos lugares los dejamos para una próxima excursión.

Siguiendo la pista y después de pasar por la llamada Piedra de los Deseos se llega a una zona en la que se realiza una plantación de árboles a los lados del acceso a la Fuente de los Recuerdos que el grupo visitará más tarde. Aquí hay que tomar a la izquierda un sendero; las señales indican Mirador de la Buitrera y Tozales de la Andeta. Es un sendero señalizado con pequeñas marcas adosadas a la roca que sirven de referencia para no perder la ruta.

Hay que ascender por la llamada Subida Mala entre rocas desprendidas a lo largo del tiempo de las grandes paredes de piedra arenisca. Tras salvar un fuerte repecho se llega a lo alto de la meseta. Aparecen las grandes superficies llanas dedicadas a plantaciones de cereales. Al poco el grupo llegó al llamado Mirador de la Buitrera, un fantástico mirador con panel informativo desde el que se observa una gran extensión de la comarca monegrina y hacia el Norte, la Sierra de Guara.

A partir de aquí el camino transcurre por los cantiles desde los que se contemplan formas caprichosas en las rocas que la erosión del viento y del agua ha moldeado a lo largo del tiempo. Bordeando los campos verdes se sigue por una senda que pasa al lado de un gran roquedo donde se observan los restos de un muladar, hoy clausurado, donde se alimentaba a los buitres que habitan en la zona. Tras recorrer unos tres kilómetros, aprovechando una solana, paramos un buen rato para tomar el bocadillo y escuchar al amigo Cuchi que nos explicó las características de estas formaciones rocosas y el relieve geológico de los Monegros. De nuevo en marcha, a unos cientos de metros hay un desvío a la izquierda que acerca a otro de los puntos curiosos de la excursión; el grupo con precaución se acerca hasta la llamada Raja Miramiel; se dice que aquí se recogía la miel que las abejas elaboraban en una grieta abierta en la roca de forma natural.

Retomando el sendero el grupo camina observando las curiosas erosiones hasta distinguir el Rincón de Aguasca, un hermoso olivar que antiguamente era recolectado de forma comunal por los vecinos; al poco se llega al Tozal de la Sarda, zona de hábitat de buitres pero hoy no han hecho acto de presencia. Desde aquí para continuar la marcha hay que retroceder hasta llegar de nuevo al Mirador de la Buitrera.

Unos metros más delante de deja a la derecha la Subida Mala y a la izquierda se toma un desvío señalizado entre grandes bloques de piedras; hay que bajar con cuidado por unos escalones tallados en la roca y en pocos minutos se alcanza la Fuente de los Recuerdos, lugar muy apreciado por los habitantes de Fraella. No hace mucho se han realizado trabajos de rehabilitación y se ha adecuado como lugar de descanso y zona verde. De la fuente, que abasteció de agua durante siglos a la población, brota de forma continua un caudal de 7 litros de agua por minuto. Al lado un antiguo lavadero recoge el agua sobrante.

En 10 minutos el grupo retorna a Fraella; allí nos espera nuestra amiga Pilar que amablemente nos abre las puertas de la iglesia, interesante muestra de estilo románico. Tras la visita el grupo cruza el pueblo en busca del autobús. Con él nos dirigimos a Curbe; en el restaurante Montecorbaz nos esperan Cesárea y su equipo con un sabroso menú. Ahora toca preparar la siguiente salida. El Parque Cultural del Río Vero será el destino de Rutas el domingo 9 de marzo.

Y el próximo domingo la sección de Turismo tiene prevista la travesía San Julián de Banzo - San Martín de la Val d' Onsera- Vadiello.

Etiquetas