Deportes

OLIMPISMO - CANDIDATURA DE JACA'98

La candidatura de Jaca'98 fue el punto de partida

Los Pirineos se dejaron ver con aquel primer proyecto al que siguieron otros tres intentos fallidos

La candidatura de Jaca'98 fue el punto de partida
La candidatura de Jaca'98 fue el punto de partida
D.A.

HUESCA.- Hasta en cuatro ocasiones ha presentado Jaca sus credenciales para unos Juegos Olímpicos. Tras un primer "escarceo" con el fin de ser la sede en 1992, tanto el Gobierno español como el COE pidieron a Jaca que abandonara la idea para no debilitar a Barcelona 92.

La candidatura de Jaca"98 fue la que más lejos llegó y la que menos tenía de todo. Contó con el liderazgo que ejerció Luis Acín, entonces consejero de Ordenación del Territorio del Gobierno de Aragón.

Acín construyó un sólido proyecto. Tanto, que se plantó en la primavera de 1991 en Birmingham con todos los apoyos institucionales (acudió el vicepresidente del Gobierno español, Narcís Serra) y se midió a auténticos gigantes que lo tenían todo: Nagano, Salt Lake City, Ostersund y Aosta. En la primera votación quedó segunda con 19 votos, solo dos por debajo de Nagano (la gran favorita), y superando a todas las demás. En segunda ronda hubo desempate entre Aosta y Salt Lake City. Y en la tercera fue cuando cayó Jaca y Nagano, al final, ganó el mano a mano con Salt Lake City.

Jaca tomó nota de los numerosos deberes que tenía por delante para que el proyecto fuese realmente sólido a todos los niveles, especialmente infraestructuras, aunque tres décadas después los avances han sido más bien escasos si nos atenemos a los requerimientos que hará el COI y a la realidad de nuestro territorio comparada con las rivales.

L:a aventura olímpica de Jaca continuó con otras tres candidaturas para los años 2002, 2010 y 2014. Después entró en juego Zaragoza, para un proyecto de 2022 que tampoco fructificó. Y ahora aparece en el horizonte el año 2030. En Cataluña afirman tener un gran y consistente proyecto, si bien tendrá que ver cómo pacta con el Gobierno de España. Y Aragón entra en juego sin saber bien (al menos no se ha dicho) cuál es el papel que tiene encomendado aunque por las noticias que llegan desde la Comunidad vecina apunta a un papel secundario.

Mientras tanto, Sapporo es quien toma ventaja con un potente proyecto ya que otra de las candidaturas, Salk Lake City, también tiene muchas fortalezas pero la debilidad de que en 2028 Los Ángeles organiza los Juegos de verano.

También España tendrá que decidir su apoyo por Barcelona-Pirineus (con una fractura política hoy por hoy evidente) o por Madrid 2032, a quien Alejandro Blanco también ha animado a que vuelva a la carga. Y el invierno y el verano no son compatibles, menos aún con los elevados costes de las inversiones a realizar.

Etiquetas