Deportes

MONTAÑISMO - CAS Y NABAÍN

Doble actividad en los Ibones de Barleto y Punta Suelza

El Valle de Chistau fue el escenario el pasado fin de semana de una excursión senderista y un vivac a casi tres mil metros de altitud

Doble actividad en los Ibones de Barleto y Punta Suelza
Doble actividad en los Ibones de Barleto y Punta Suelza
C.N.

BOLTAÑA.- Vamos a visitar dos ibones naturales que se encuentran en el Valle de Chistau bajo la Punta Suelza, los ibones de Barleto. Vierten sus aguas por el barranco del mismo nombre hasta fundirse con las del vecino ibón del Cau para terminar en el río Cinca, aguas abajo de Bielsa.

Se trata de un rincón espectacular pues el colorido verde y rojo de su entorno y la pureza de sus aguas hacen que el lugar esté lleno de vida como lo demuestra la existencia de los tritones pirenaicos, anfibios endémicos del Pirineo que se alimentan de pequeños invertebrados acuáticos y de larvas de pequeños vertebrados.

El inicio de la marcha es el Collado de la Cruz de Guardia (2.110 m.) al que se accede por una pista que parte de Serveto-Señes y después de unos 10 kms. presenta una señal de prohibido el paso a vehículos no autorizados.

Comenzamos a caminar siguiendo la pista que llanea rodeando el Tozal de Fubillons que tenemos a la derecha y que después de unos 2,50 kms. finaliza en la Cabaña de Pardinas. Desde la cabaña seguimos a la izquierda por debajo de unos altos escarpes y empezamos a ascender por la senda que se adivina entre el tupido pasto. Pasamos por un abrevadero y un poco más arriba por una pequeña caseta y a partir de aquí la senda supera una canal con fuerte pendiente y suelo de roca descompuesta hasta alcanzar el largo lomo herboso que se descuelga de la Punta Suelza. La subida ya no tiene más complicación, se trata de girar a la derecha y seguir ascendiendo poco a poco siguiendo los hitos que señalan el recorrido hasta llegar sobre la cota 2.600 donde, a nuestra izquierda, aparece el circo lacustre que aloja los ibones.

El circo está compuesto de pizarras rojas entre las que brota el pasto verde lo que, unido al tono de las aguas, le da un aspecto muy colorista. Descendimos al Ibón Superior (2.530 m.) situado en una amplia planicie herbosa en cuyas orillas almorzamos y descansamos un buen rato para luego seguir por su desagüe hasta el Ibón Inferior (2.480 m.) situado en una profunda cubeta rodeada de paredes rocosas por lo que observamos desde las alturas. A nuestra izquierda se divisa un gran mojón de más de 1 m. de altura que nos marca un camino alternativo para el descenso y así nos evitamos volver a subir a la cota 2.600. Esta nueva senda discurre por debajo del lomo por el que subimos y va trazando una diagonal a la izquierda hasta confluir de nuevo con el camino principal sobre la cota 2.400. El resto del camino será el mismo de la subida.

Bonita jornada de montaña sin grandes desniveles ni dificultades y con vistas panorámicas continuas y desde distintos ángulos de algunas de las montañas más altas del Sobrarbe tales como el macizo de Monte Perdido y La Munia, al fondo del Valle de Pineta, macizo del Posets, macizo de Cotiella, Castillo Mayor, Peña Montañesa, etc.

Hemos participado 29 compañeros de los clubes CAS y Nabain para recorrer unos 11 kms. de distancia con un desnivel positivo acumulado de unos 575 m. realizados en 5:30 h. con paradas incluidas.

VIVAC EN PUNTA SUELZA

También el pasado fin de semana los clubes CAS y Nabaín organizaron un vivac de alta montaña en Punta Suelza (2.972 metros), en donde los 10 montañeros que participaron pudieron disfrutar de unos bonitos atardecer y amanecer de alta montaña, además de un ya tradicional concurso de tapas.

La ascensión la realizaron el sábado por la mañana desde el refugio Pardinas (muy cerca del collado de la Cruz de Guardia), pasando por encima de los ibones de Barleto, y el regreso lo hicieron por el mismo camino de subida el mismo domingo por la mañana, después de desayunar y levantar el campamento.

Etiquetas