Deportes

CICLISMO - TOUR DE FRANCIA

Festival esloveno en Laruns

Tadej Pocagar se lleva la etapa y Primoz Roglic se hace con el maillot amarillo

Festival esloveno en Laruns
Festival esloveno en Laruns
EFE

LARUNS.- La revolución eslovena se desencadenó en la segunda etapa de los Pirineos con el triunfo en Laruns del juvenil Tadej Pogacar (UAE Emirates), de 21 años, y el asalto al maillot amarillo de Primoz Roglic, el mismo que se llevó el maillot rojo de la Vuelta 2019.

Juventud divino tesoro. Pogacar, tercero en la Vuelta, fue el protagonista de las dos jornadas pirenaica. Reventó la carrera la víspera en el Payresourde y en la Marie Blanque atacó para seleccionar a los mejores, Roglic, Egan Bernal, Marc Hirschi y Mikel Landa, y batirlos en un esprint entre 5.

Su ataque fulminó al exlíder Adam Yates e hizo daño en el resto de rivales que no pudieron seguir a su rueda. Al final se adelantó a Roglic y Hirschi, segundo y tercero, y rebañó 10 segundos de bonificación, por 6 de Roglic, quien a su vez pescó otros 5 en la cima de la Marie Blanque.

El quinteto ganador aventajó en 11 segundos a un grupo con Quintana Bardet y Guillaume Martín y en 54 al de Yates, Supermán López, Valverdem Enic Mas y Carapaz. Se anima el Tour gracias a Pogacar. Su compatriota Primoz Roglic disfrutará del maillot amarillo en la jornada de descanso. Bernal le sigue a 21 segundos, confirmando ya el duelo de favoritos, Martin a 28, Bardet a 30, Quintana y Urán a 32, Pogacar pasa a la séptima plaza a 44, Yates octavo a 1.02 y Mikel Landa pasa a ser décimo a 1.42.

Se alejan de la zona noble los líderes del Movistar. Enric Mas en duodécimo a 2.02 y Alejandro Valverde ocupa el puesto 17 a 3.42.

La segunda etapa pirenaica disputada entre Pau y Laruns, de 153 kilómetros, salió disparada, con muchos intentos de ataque que no fructiferaban por el control de Jumbo e Ineos. En el ascenso al Col de la Houcère (1a), Hirschi (Sunweb) empezó su aventura en solitario. El juvenil (22 años), se vino arriba en el Col de Soudet (3a) y aumentó las diferencias bajando. Aguantó en el Col d"Ichère (3a) ante un pelotón en el que tiraba Jumbo.

El punto caliente de la etapa fue el Col de Marie Blanque (1a), donde entró Hirschi con 3.40 de ventaja. Mientras el suizo iba a lo suyo por detrás el tren amarillo del Jumbo iba quemando cartuchos al frente de los candidatos. Un grupo de 20 hombres en persecución del más valiente del día.

En esto que llegó Pogacar para revolucionar la etapa. Un primer ataque a 3 kilómetros de la cima fulminó al líder Adam Yates y a Dumoulin, por lo que Roglic se quedó sin equipo, lo mismo que Bernal. El dominio de Jumbo e Ineos no existe cuando interviene el chaval de Komenda.

El latigazo de Pogacar lo resistieron Landa, Roglic y Egan Bernal, que pasaron por la cima a 35 segundos de Hirschi. En la disputa por 5 y 2 segundos de bonificación Roglic estuvo a punto de derribar a su compatriota, de quien se disculpó. Yates ya no era el líder del Tour. ESte lunes, jornada de descanso.

Etiquetas