Deportes

CICLISMO - TOUR DE FRANCIA

Ineos se da un homenaje en el Tour de Francia

Victoria de Kwiatkowsky, que llegó de la mano con su compañero Richard Carapaz

Ineos se da un homenaje en el Tour de Francia
Ineos se da un homenaje en el Tour de Francia
EFE

LA ROCHE SUR FORON.- El polaco Michal Kwiatkowski y el ecuatoriano Richard Carapaz se dieron un homenaje en nombre del Ineos entrando juntos en la meta de la decimoctava etapa disputada entre Méribel y La Roche Sur Foron, de 175 kilómetros, en la que Mikel Landa y Enric Mas escalaron dos puestos en la clasificación que domina el esloveno Primoz Roglic.

Kwiatkowski, un campeón del mundo, de la Milán San Remo, Strade Bianche, y Richard Carapaz, ganador del Giro 2019 y nuevo líder de la montaña, entraron abrazados después de haber protagonizado la escapada del día. En nombre del exdirector Nicolas Portal, fallecido el 3 de marzo, y para olvidar la pena de la retirada de Bernal, ambos corredores pusieron la sonrisa en la formación británica, en horas bajas.

El festival del Ineos fue emotivo. Decidieron no disputar y celebrar unidos el doble éxito. Por detrás peleaban los hombres de la general.

A 1.53 pasó la meta un grupo encabezado por Van Aert, donde estaban Roglic, Pogacar, "Supermán" López, Landa y Enric Mas. Los dos españoles felices, pues ambos estaban ganando dos puestos en la general por el hundimiento de Yates y Urán.

Era la última etapa de montaña de los Alpes y del Tour, con más de 4.000 metros de desnivel acumulado, sin un metro llano, uno de esos días de subidas y bajadas continuas.

Muchos equipos y no pocos corredores vieron la última oportunidad para justificar el Tour, su prestigio o su sueldo. Motivos de sobra para que se formara una fuga numerosa con nombres ilustres No faltó Carapaz, por tercer día consecutivo, liberado tras la retirada de Bernal. Era el mejor clasificado, con opciones para el maillot de la montaña, como Hirschi.

El suizo coronó en cabeza por delante del ecuatoriano en las cimas del Roselend, La Route des Villes y el Col de Saisies, acercándose al liderato de Pogacar en la clasificación de escaladores.

El esloveno no tuvo insomnio la noche antes ante la posibilidad de perder el jersey de puntos rojos, igual que su compatriota Roglic, que marchaba en butaca por las carreteras de la Alta Saboya.

Bajando se estrelló contra el asfalto Hirschi, dura caída a 65 kms/hora. Perdió el tren de Carapaz, al que se unieron Kwiatkowski y Pello Bilbao. El trío de cabeza coronó el Aravis 50 segundos antes que el suizo. Del pelotón se sabía en aquel punto que marchaba feliz a 8.41.

El Plateau des Glieres, último gran puerto de la presente edición, de categoría especial, duro en sus 6 kms al 11,2 por ciento, ofrecía un buen escenario para la última pelea por la general y puestos del podio, antes, claro, de la crono del sábado.

Resistieron las tropas del Ineos con Carapaz y Kwiatkowski coronando con una cómoda renta de 6 minutos. Por detrás arrancó del grupo Mikel Landa a 3 kms del alto, el último manotazo del ahogado por aproximarse al podio.

Cogió el ciclista vasco unos segundos, pero no tuvo fuerza para alejar a sus rivales. Para colmo, Pogacar aceleró para rebañar puntos de la montaña.

En la bajada y entrando en la zona de carretera de tierra, pinchó Porte y Yates y Urán iban rezagados. Oportunidad para Landa y Mas. Los españoles olieron sangre y aceleraron el ritmo del grupo perseguidor.

A 10 de meta Carapaz y Kwiatkowski tenían 3.45 minutos de ventaja. La victoria era suya. Faltaba por negociar el nombre del ganador. Hubo acuerdo para entrar juntos, de la mano, aunque fue Carapaz quien ofreció el triunfo al polaco.

Etiquetas