Deportes

SENDERISMO

Por los picos Bacials, Sora y Oroel entre nubarrones

La excursión de Turismo del Alto Aragón se salvó de la tormenta

Los excursionistas, en el pico Oroel.
Los excursionistas, en el pico Oroel.
S.E.

A primera hora de la mañana de este domingo, los participantes en la excursión del programa Turismo del Alto Aragón, pertrechados de paraguas y chubasqueros, en estos tiempos modernos los móviles nos ofrecen múltiples aplicaciones que pronostican el tiempo y todos solemos consultarlos constantemente.

La verdad es que en Huesca la cosa no pinta mal, una vez rebasado el puerto de Monrepós, conforme nos vamos acercando a Jaca el asunto ya se va complicando algo.

Desde el aparcamiento del Parador de Oroel iniciamos la excursión programada, recorremos unos 800 metros por la carretera hasta llegar a un punto donde tomamos a mano derecha la “senda de los lobos”. El camino ha sido recientemente limpiado y algunos árboles caídos que atravesaban la senda, han sido troceados y apartados. Muchas gracias a quien corresponda.

Los primeros tramos tienen algunos fuertes repechos que nos tomamos con calma, unos 45 minutos después el camino se suaviza y disfrutamos de un caminar más tranquilo que nos permite disfrutar del precioso bosque por donde vamos.

Un último y breve repecho nos deposita en la cresta de Oroel, en un lugar denominado la “Foya de Bacials”, donde paramos a almorzar.

Media hora después retomamos la marcha para en 10 minutos llegar a la primera cima del día, el Pico Bacials, lugar con una panorámica espectacular.

Como sopla un poco de viento de sur, nos detenemos el tiempo justo y volvemos a la cresta que vamos a recorrer, media hora después llegamos al segundo objetivo, el “Pico Sora”, parada aún más corta que la anterior.

Continuamos la marcha y pasamos junto a unos pozos de hielo, para llegar pico Oroel. Sesión fotográfica más corta de lo que nos hubiera gustado, pero desde el sur se aproximan grandes nubarrones y se ven cortinas azules de agua cayendo, así que salimos disparados para abajo. Tomamos el camino habitual que sube desde el Parador, aprovechamos que aún no llueve y comemos por las meses de picnic que hay. Durante todo el camino de regreso, ya en el bus, nos cae una fuerte lluvia y el pensamiento general es “menos mal, nos hemos librado por los pelos”.

Hemos recorrido 13,5 kilómetros en cinco horas y media, superando un desnivel de 742 m. de ascenso y 745 m. de descenso. Recomendamos esta circular para los que en el futuro vayan a subir a la Peña Oroel, la excursión es preciosa. 

Etiquetas