Deportes

PEÑA GUARA: TURISMO POR EL ALTO ARAGÓN

El mal tiempo impide subir al Tozal de Guara

La lluvia y la niebla obligaron a retroceder a Nocito al grupo, que acabó viendo el sol en el último tramo antes del fin de ruta

La lluvia cambió los planes de la jornada.
La lluvia cambió los planes de la jornada.
S.E.

A las 7:00 horas de este domingo salimos de Huesca los treinta y dos senderistas de la sección de TAA de Peña Guara, con la intención de subir al Tozal que da nombre a nuestro club. Los pronósticos del tiempo no son buenos, pero no por ello nos achantamos.

A las 8:30 desde el aparcamiento de Used iniciamos la excursión programada. Al cabo de unos 15 minutos la temida lluvia hace acto de presencia, una hora después llegamos al refugio de Fenales, la lluvia persiste y aprovechamos para almorzar. Treinta minutos después pactamos esperar una hora más a ver si “escampa” y podemos subir al pico.

Por cuestiones de protocolo de Covid-19, no podemos permanecer todos en el refugio, así que dejamos las mochilas en él y solo pertrechados con los paraguas y chubasqueros recorremos la pista en dirección al Cabezo de Guara, por los antiguos campos de Fenales (dicen que antiguamente sembraban patatas en ellos), al cabo de la hora prevista regresamos, como el agua sigue cayendo y además una densa niebla se ha adueñado de la montaña, la prudencia nos aconseja dejar la subida al Tozal para otro día.

Así pues que toca regresar al autobús, como son las 12:00 y tenemos tiempo de sobra, avisamos por radio al conductor del bus para que vaya a Nocito a recogernos, tomamos el camino de regreso que teníamos previsto en dirección a Bentué de Nocito, cuando llegamos al cruce de “La Paul” giramos a la izquierda en dirección a las Cañatas, hace ya un rato que ha dejado de llover así que toca despojarse de ropa e impermeables, algunos comentan con sorna: “Ya verás como encima veremos el sol!”, cosa que efectivamente ocurre nadas más cruzar el barranco de Abellada,

Pasadas las 14:00 horas llegamos a Nocito, como ahora el tiempo es bueno nos disponemos a comer en las mesas y alrededores del bar Casa Ortas, que como siempre nos tratan fenomenalmente, finalizada la comida, con el sabor del café en la boca, nos encaminamos a la entrada del pueblo, donde nos espera el bus para regresar a casa, antes de subirnos a él, aprovechamos para visitar las obras del albergue que está construyendo nuestro club, que nos dejan gratamente sorprendidos y con muchas ganas de poder utilizarlo pronto.

Un momento de la caminata, con las nubes cubriendo los montes circundantes.
Un momento de la caminata, con las nubes cubriendo los montes circundantes.
S.E.

Al final hemos recorrido más de 15 kilómetros, superando un desnivel de 450 metros de ascenso y 550 metros de descenso, aproximadamente.

La próxima salida de TAA será el domingo 9 de mayo por el precioso bosque de Betato y alrededores.

Etiquetas