Deportes

JUDO - CAMPEONATO ARAGÓN JUNIOR

Ansiado regreso a la competición de judo tras año y medio

El Regional fue el primer torneo celebrado en Aragón postpandemia

Componentes del Judo Binéfar en el Autonómico Junior
Componentes del Judo Binéfar en el Autonómico Junior
S.E.

Este sábado, por fin, volvió la competición de judo a Aragón, y lo hizo en Monzalbarba con la disputa del Campeonato de Aragón Junior. Una prueba que será recordada por marcar un antes y un después en el judo aragonés ya que significa un grandísimo paso hacia la normalidad que se desarrolló en un extraordinario ambiente.

A lo largo de toda la jornada se pudo palpar un ambiente de colaboración por parte de todos los que participaban, conscientes de la importancia de este evento, que ha sido como el premio a la constancia y a la voluntad de hierro de unos chicos y entrenadores que han tenido que estar año y medio alejados de la competición, entrenando como buenamente han podido según iban permitiendo las circunstancias y a pesar de ello han resistido con una voluntad de hierro esperando este momento.

Todos, desde la organización de la federación, el staff, el equipo médico que garantizó que la competición se desarrollara con la máxima seguridad, los árbitros, los entrenadores, los competidores… eran conscientes de la importancia de este encuentro y se podía percibir cómo todos estaban unidos en un único objetivo: sumar para que el judo vuelva a lucir con su máximo esplendor, y si bien en esta ocasión se echó en falta el calor del público, que por motivos de seguridad no pudo acceder a las gradas, debe resaltarse el gran esfuerzo realizado por la Fajyda al retransmitir el campeonato en ‘streaming’. Se realizaron test de covid a todos los participantes dos horas antes del torneo.

Representantes de la Escuela Samurai en el Campeonato de Aragón.
Representantes de la Escuela Samurai en el Campeonato de Aragón.
S.E.

Este campeonato también era clasificatorio para el Campeonato de España Junior. En la próxima cita se retomará la competición escolar infantil y cadete (5 y 6 de junio).

Por parte altoaragonesa, al gran éxito que fue la celebración de la competición en sí, se sumaron los magníficos resultados. El Club de Judo Binéfar fue el club que consiguió el mayor número de pódiums: 7 en las 14 categorías posibles. Mención especial requieren el oro y la plata conseguidos por Sergio García y Moussa Macalou en -73kg tras una final del más alto nivel. De diez fueron también los oros conseguidos por Miguel Ferrer en -60, Manuel Alonso en -66, Eloy Rodríguez en -100 y Román Vicente en -81 y el bronce de Hugo Terés en -60, que consiguió este tercer puesto a pesar de ser aún cadete de 2º año. En cuanto a las chicas Mama Coulibaly en +78 y Alba Cajal en -70 se llevaron los ansiados metales, mientras que Alejandra Pérez conseguía la medalla de plata en -52 a pesar de ser aún cadete.

Participantes de la Escuela Club Ibón de Huesca
Participantes de la Escuela Club Ibón de Huesca
S.E.

Por parte del la Escuela Club Ibón de Huesca participaba un equipo que en la mayoría de los casos es aún de categoría cadete, pero ante la incertidumbre del momento se lanzaron a la competición Junior para empezar activarse y hacer combates.

El equipo del Ibón estuvo compuesto por tres chicas y seis chicos, y su actuación fue increíble con seis medallas. Raquel Miret (-78) volvía a subirse a lo más alto del podium al igual que Alba Ramírez (-52kg) después de ganar sus combates por la máxima puntuación. Mala suerte para Verónica Blanco (-57) que después de ganar en la liguilla a la que a la postre sería oro por triple empate quedaba tercera.

En cuanto a los chicos, Lorien Jiménez (-66) llegaba a la final ganando los combates por ippon pero en la final en un combate de casi el doble del tiempo, ya que persistía el empate, al final perdió. Aun así todo un logro siendo cadete y su adversario un junior de último año; una plata muy luchada. En la categoría de -73 kg había tres representantes. Sergio Benedi por desgracia se lesionó en un hombro y no pudo terminar la competición, Lorien Mur, un gran fichaje, que tiene muchas ganas y actitudes, y Jorge Martín, que fue quinto. En la competición de -81 Diego Calle ganando dos combates por Ippon y perdiendo otro se quedaba en el tercer cajón y Javier García, que ganaba sus combates también por Ippon hasta la final, en la que perdió. Una plata junior que le sabe a oro a un cadete.

Los entrenadores María y Raúl Poblador volvían a casa con dos oros, dos platas y dos bronces y con gran ilusión por la vuelta a la competición y muy buenas sensaciones.

La Escuela de Judo Samurai de Huesca participó con tres judokas y dos subieron al podio. Jorge Laguarta fue plata en -60 y Nicolás Fabra, bronce en -66. Además Marcos Alonso fue quinto en -66. 

Etiquetas