Deportes

EUROCOPA

España se clasifica para cuartos tras un partido dramático contra Croacia (3-5)

La victoria llegó en la prórroga ante un rival que igualó un 1-3 entre el minuto 85 y el 92 

Los jugadores españoles celebran el triunfo.
Los jugadores españoles celebran el triunfo.
EFE

CROACIA 3 

ESPAÑA 5

CROACIA: Livakovic; Juranovic (Brekalo, min.74); Vida, Caleta-Car, Gvardiol; Modric (Ivanusec, min.114), Brozovic, Kovacic (Budimir, min.79), Vlasic (Pasalic, min.79), Petkovic (Kramaric, min.46) y Rebic (Orsic, min.67).

ESPAÑA: Unai Simón; Azpilicueta, Eric García (Pau Torres, min.71), Laporte, Gayà (Jordi Alba, min.77); Koke (Fabián Ruiz, min.78), Busquets (Rodri, min.102), Pedri; Ferran Torres (Oyarzabal, min.88), Morata y Sarabia (Dani Olmo, min.71).

GOLES: 1-0 Minuto 2: Pedri en propia puerta; 1-1 Minuto 38: Sarabia; 1-2 Minuto 57: Azpilicueta; 1-3 Minuto 77: Ferran Torres; 2-3 Minuto 85: Orsic; 3-3 Minuto 92: Pasalic, 3-4 Minuto 100: Morata; 3-5 Minuto103: Oyarzabal.

ÁRBITRO: Cuneyt Cakir (TUR). Amonestó a Brozovic (min.72) y Caleta-Car (min.84), por Croacia.

ESTADIO: Parken Stadium de Copenhague.

La selección española de fútbol se ha clasificado este lunes para los cuartos de final de la Eurocopa 2020 después de sacar adelante un auténtico partido dramático ante una irreductible Croacia, que ha caído por 3-5 y que sólo ha hincado la rodilla tras una prórroga que nadie esperaba en el Parken de Copenhague.

España ha sobrevivido al corazón croata, ese que ha sido capaz de seguir latiendo cuando en el minuto 85 perdía 1-3 víctima de la remontada de los de Luis Enrique Martínez, capaces de sobreponerse a una desgraciada jugada para tener el billete casi sacado para San Petersburgo y luego dar sensación de poder tenerlo perdido.

Pero la actual subcampeona del mundo ha tirado de su fe y de la poca pericia del rival para manejar los compases finales para seguir soñando con media hora más de fútbol donde la triple campeona de Europa la ha hecho claudicar con los goles de Morata y Oyarzabal y lograr una victoria para volver a estar nueve años después entre los ocho mejores de un gran torneo y cuyo efecto anímico puede ser clave para lo que se avecina el viernes ante el ganador del Francia-Suiza.

La 'Roja' ha vuelto a firmar un arranque prometedor, únicamente frenado por el desgraciado gol que ha dado ventaja a Croacia. Con novedades en el once como Gayà en el lateral y dos extremos (Ferran Torres y Sarabia), ha plasmado su filosofía y ha ahogado a su rival y Luka Modric. El valencianista y Koke han dado los primeros avisos con la pelota casi siempre en el bando español.

El combinado de Zlatko Dalic, privado de su '10' y refugiada cerca de Livakovic intentando cerrar los espacios por dentro, no podía conectar dos pases seguidos y las ocasiones seguían siendo de España, donde Koke, tras un fino pase de Pedri, perdonaba el 0-1, y Morata también probaba suerte con un cabezazo que golpeó en Vida y después de un gran centro de Ferran Torres.

Esta ocasión ha sido el preludio del gol 'sin querer' de los croatas, que se vieron en ventaja cuando pocos lo esperaban. Pedri devolvió un balón a Unai Simón casi desde el mediocampo que inexplicablemente acabó dentro de la portería española. Un fatal bote evitó el pie del cariacontecido guardameta vizcaíno y el partido cambió, no sólo en el marcador, sino en el mando porque Croacia creció al ritmo de Modric y metió más miedo con una peligrosa internada de Vlasic.

España lograba poco a poco recuperarse y retomar el mando con paciencia, aunque con un rival bien asentado y con más confianza. Aún así, ha encontrado en el tramo final del primer tiempo el premio del empate por medio de Sarabia, que no ha perdonado un rechace de Livakovic a un disparo de Gayà tras un balón que parecía que nadie quería lanzar a portería. Un 1-1 que aliviaba para el descanso.

Luis Enrique ha apostado por los mismos para un segundo acto donde Croacia ha decidido dar un paso adelante en busca de incomodar más a la triple campeona de Europa, insistente en no dar ningún pelotazo para sacar la pelota. Sin embargo, eso también ha hecho que los de Dalic dejasen más espacios y por ahí la selección ha encontrado la vía para voltear el marcador.

España ha salido de la presión y el balón le ha llegado a Ferran Torres, ya posicionado en la izquierda desde el tramo final del primer tiempo. El del City ha vuelto a enviar un centro preciso y entre Caleta-Car y Gvardiol, sorpresivamente, se ha colado Azpilicueta para cabecear a la red su primer gol como internacional y poner el 1-2.

Croacia, experta en estas lides, no se ha arredrado, mientras que el gol le parecía sentar peor a la 'Roja', que no daba un paso atrás pese a que empezaba a pasarle factura el esfuerzo, sobre todo a su trío de medios. Gvardiol tuvo entonces el empate, pero Unai Simón se redimió con una buena mano abajo.

Dani Olmo y Pau Torres han sido las primeras soluciones de Luis Enrique para dar aire en un partido que se tornaba del lado balcánico y que, sin embargo, parecía que sería español. Gayà ha caído lesionado y entre que Jordi Alba calentaba y el equipo estaba con diez, Pau Torres ha sorprendido con un pelotazo a Ferran Torres, más rápido que el defensa para poner el que se atisbaba definitivo 1-3.

Pero Croacia ha tenido fe y después de que Dani Olmo perdonase el cuarto, se ha metido en el partido en el minuto 85. El gol de Orsic ha sido un revulsivo para un equipo al que los cambios le han funcionado y que ha aprovechado los nervios de la 'Roja' para acabar forzando una prórroga con la que nadie contaba en una transición que no debería haber existido.

Era el momento de ver de qué pastaba está hecho el combinado de Luis Enrique. Unai Simón ha olvidado definitivamente su fallo con una milagrosa parada y el choque ha cambiado. Dani Olmo ha tenido la suya antes de que Morata encontrase el premio a su enorme partido con el 3-4 y de que Oyarzabal volviese a dar dos goles de renta poco después. La actual subcampeona del mundo se ha tambaleado por fin pese a que Budimir ha podido volverla a meter en un choque que ha terminado con más ocasiones desperdiciadas en el área de Livakovic.

Etiquetas