Deportes

ATLETISMO

Un estratosférico Oriach se queda a catorce centésimas del bronce mundial

El atleta de Albelda ha hecho este sábado una enorme final de 1.500, de menos a más, y ha rozado la medalla en Nairobi

Oriach, durante la semifinal del Mundial
Oriach, durante la semifinal del Mundial
RFEA

El albeldense Pol Oriach ha hecho un carrerón este sábado en el estadio Kasarani de Nairobi, capital de Kenya, en la final del 1500 del Campeonato del Mundo Sub 20 de atletismo. El de Hinaco Monzón terminó la carrera cuarto, con una gran marca de 3.40.36, y se quedó a solo catorce centésimas de la medalla de bronce, que se colgó el etíope Azize.

De esta manera Pol ha puesto el mejor punto y final a una larga temporada en la que ya logró el título Europeo Sub 20, esta vez en la prueba de 3.000 Obstáculos. Esta vez era un Mundial, y además en Kenia, en el corazón mundial del fondo, donde Oriach ha plantado cara a la 'legión africana' para rozar un metal con la punta de los dedos.

Tras haber sido tercero de su semifinal el jueves, guardando fuerzas, Oriach ha salido hoy en la final con ambición, poniéndose en cabeza y tratando de marcar el ritmo. Sin embargo, kenianos, etíopes, eritreos y ugandeses pronto han querido ponerse al mando y Oriach ha caído varias posiciones.

Ahí ha llegado un momento crítico, cuando los cuatro grandes favoritos, los dos atletas locales y los dos etíopes, han dado un cambio para abrir hueco, y por detrás Oriach estaba encerrado sin poder ganar metros ni puestos.

De esta manera se ha llegado a la última vuelta, con los cuatro favoritos en cabeza, por detrás el atleta eritreo y el ugandés, y luego Pol intentando remontar. Su última vuelta ha sido antológica, ya que ha logrado adelantar a los dos atletas que le precedían y se ha ido a por el cuarteto de cabeza. En la última curva, uno de los kenianos, Etiang, pisaba fuera de la pista, lo que le suponía la descalificación. El de Albelda lo ha visto y aun ha apretado más porque podía llegar a los metales. Y a punto ha estado, esprintando al final y llegando a meta pegado al etíope, que cruzaba la meta cuarto pero, por la descalificación, confirmada después oficialmente, era bronce. El oro fue para el local Keter y la plata para el etíope Addisu. 

La marca de Pol, 3.40.36, ha sido un auténtico marcón, debido a las condiciones de la pista, a más de mil quinientos metros de altitud. De hecho, es el mejor registro de un español en un Mundial Sub 20 en la prueba de mil quinientos, seis décimas mejor que el anterior, en poder de Reyes Estévez. Y es el segundo mejor resultado de un español en esta competición tras el bronce que se colgó Fermín Cacho en 1988.

Etiquetas