Deportes

PIRAGÜISMO

La fiesta de los palistas llega de nuevo este domingo al río Cinca

El Descenso se celebra entre Fraga y Mequinenza con un refuerzo de la seguridad y los protocolos sanitarios

Descenso del Cinca
Descenso del Cinca
Pablo Segura

El Descenso Internacional del Cinca llega este domingo a su 23 edición, que desde luego no es una más. Tras suspenderlo el año pasado por la pandemia, la organización ha querido retomarlo este año como otra muestra de esa ansiada vuelta a la normalidad.

Eso sí, se ha querido que lo más importante sea la seguridad de los participantes y las medidas sanitarias, y esto ha llevado a limitar la participación.

Como es habitual la actividad en la zona de salida, en Fraga, ha comenzado a las 8:30 horas con el reparto de material en la modalidad popular y la posterior concentración de piragüistas y el desayuno.

Desde las nueve se ha realizado un calentamiento dirigido por instructoras de aerobic, y a las 9:30 horas han salidos los participantes en la modalidad de competición. Diez minutos después lo harán los de la popular.

Para la modalidad popular, cuya inscripción se cerró el miércoles, había un límite de quinientas plazas, y finalmente serán alrededor de 350 los palistas que se lancen al agua. Una buena cifra para este regreso.

La modalidad de competición está destinada a clubes y participantes con licencia federativa en vigor. Está catalogada como Prueba Internacional de Interés Especial por la Real Federación Española de Piragüismo dentro del Calendario Oficial del estamento federativo, destinada a las categorías cadete, juvenil, sub-23, senior y veterano. Los cadetes y algunos veteranos tendrán la meta en Torrente de Cinca, en el kilómetro 14.

El descenso discurre entre las poblaciones de Fraga, Torrente de Cinca y Mequinenza a lo largo de un trayecto sencillo de 19 kilómetros, teniendo una primera parte con zonas más rápidas y los últimos 6 kilómetros de aguas tranquilas coincidiendo con el tramo final del Cinca y Segre a su llegada al Ebro. Está organizado por la Comarca del Bajo Cinca, los Ayuntamientos de Fraga, Torrente de Cinca y Mequinenza, Capri Club de Mequinenza, Caiac Baix Cinca y colaboran también las Federaciones Española y Aragonesa de Piragüismo.

Habrá una zona de avituallamiento en Torrente de Cinca, donde también se habilitará un porteo, que será de tipo maratón y donde deberán pasar todos los deportistas. En el transcurso del mismo existirá la posibilidad de avituallarse.

La categoría paracanoe-piragüismo para tod@s y Canoa Sup tendrá su salida y meta en el campo de regatas de Mequinenza, junto a la zona de llegada de los participantes que realicen todo el descenso. Su prueba tuvo lugar ayer en el marco de la regata de jovenes promesas en la zona de meta.

En esta edición, la seguridad en el recorrido fluvial se verá reforzada gracias a la incorporación del cuerpo de bomberos de la Diputación de Teruel, que junto a los de la Diputación de Huesca, Diputación de Zaragoza, Ayuntamiento de Zaragoza, Ayuntamiento de Huesca, Protección Civil de la Comarca del Bajo/Baix Cinca, Guardia Civil, Policía Local de Fraga, Cruz Roja, 112 S.O.S. del Gobierno de Aragón y APN (Agentes de Protección de la Naturaleza) garantizarán la seguridad en el río.

Se dispondrá de ocho equipos de intervención acuáticos que vigilarán en todo momento a los participantes, atentos siempre para acudir en cualquier momento de necesidad. En esta edición, se contará también con drones que los cuerpos de bomberos van a poner en marcha para contar con mayor control. Además, todos los participantes contarán con un dispositivo GPS (Chip Geolocalizable) integrado, que permitirá que en tiempo real se sepa la localización de cada participante.

Otra de las novedades es que la regata Paracanoe entrará a formar parte del Circuito Nacional, con lo que se espera que acudan un mayor número de participantes. Así mismo, otra de las novedades de este 2021 es la incorporación del Canoa Sup en el tramo Fraga – Torrente de Cinca.

Al finalizar la prueba y antes de la entrega de premios, se otorgará del galardón “Valores del Cinca” que se entregará a los Agentes APN y también se hará entrega del título de embajador del Descenso del Cinca a José María Esteban Celorrio. En esta edición se obsequiará a todos los participantes con una medalla finisher.

Cabe destacar que se ha trabajado para cumplir con las medidas y protocolos COVID, que garanticen el buen discurrir de la prueba. Se van a habilitar puntos de desinfección y de reparto de mascarilla en los lugares de paso y de abandono del río. Los avituallamientos serán de autoservicio en porciones individuales, para que se esté el menor tiempo posible en los espacios.

El objetivo en esta edición no es conseguir una gran afluencia, sino que la prueba se realice de forma correcta. Más de 15 clubes han mostrado su intención de participar en la prueba, entre los que hay al menos dos entidades de Francia. En esta modalidad la participación esperada es de entre doscientos y trescientos, por lo que en total el descenso puede reunir a unos seiscientos palistas.

Etiquetas