Deportes

CARRERAS POR MONTAÑA

Regreso por todo lo alto de la Trail2Heaven

La prueba benasquesa reunió ayer a más de un millar de corredores en las tres distancias que se celebraban

Momento de la salida en la prueba reina, la 50K.
Momento de la salida en la prueba reina, la 50K.
S.E.

El corredor valenciano Pepelu Ballester, ganador de la primera edición de la Trail2Heaven disputada en 2014, repitió triunfo absoluto el sábado en la distancia reina, de 50 kilómetros, con un gran tiempo de 5 horas, 25 minutos y 56 segundos. En féminas, la más rápida fue Marisa Villagrasa, que hizo 6 horas, 52 minutos y 17 segundos. En una jornada con muy buen tiempo y sin incidencias en el Valle de Benasque, también se disfrutó intensamente del resto de carreras propuestas que se desarrollaron sin incidencias reseñables y con una participación muy alta que alcanzó los 1.100 inscritos.

En la media distancia, de 26 kilómetros, el ganador fue Mario Bonavista y la más rápida Marta Elizabeth Chiluisa; mientras que en la corta, de 17 kilómetros, se impuso Ricardo Marquez en categoría masculina y, en féminas, Gisela Soley.

En la prueba reina de la Trail2Heaven, la de 50,7 kilómetros y 2.640 metros de ascenso, la jornada invitó a gozar de un trazado que recorre los enclaves fundamentales del Valle de Benasque. Los más de 300 corredores participantes salieron de Llanos del Hospital a 8 grados de temperatura, en una mañana fresca pero no fría como en años anteriores, en dirección a la Besurta para dirigirse hacia la Cascada de Aigualluts (2.074 metros) el emblemático Refugio de la Renclusa (2.144 metros), subir al paso del Portillón (2.440 metros) y pasar a Francia bordeando los lagos de “Boum du Port” y pasando por el “Refuge de Vénasque” hasta el “Hospice de France” (1.385 metros).

Una vez alcanzado el “Hospice de France”, el trazado se dirigió al Puerto de La Glera, donde cruzaron la frontera de nuevo a España. Desde el puerto de La Glera (2.367 metros), en el kilómetro 30, bajaron hasta el Plan de Senarta, tras pasar las Gorgas de Alba para dirigirse hacia meta, ya en la villa de Benasque (1.138 metros).

La segunda de las distancias, el Trail de los Glaciares, recorrió el fondo del Valle de Benasque en sus 26 kilómetros, disfrutando de las vistas de los glaciares más meridionales de Europa en pleno Reino del Aneto. También parte de la estación de esquí nórdico de Los Llanos del Hospital. Recorrió de forma circular todo el entorno de Los Llanos, rozando las crestas que separan el Valle de Benasque del Valle de Arán y del Valle de Bagnères-de-Luchon (Francia). Tras recorrer la base del Macizo de la Maladeta, giró hacia el norte en dirección a Francia para ascender hasta el “Mirador del Aneto” y descender hasta Benasque.

Por último, la distancia de 17,3 kilómetros con 450 metros positivos arrancó con un ligero ascenso desde Llanos del Hospital en dirección al Sendero del Alba que discurre junto al cauce del río Ésera, pasando por el Balneario de Benasque donde se desvía dirección a la cascada de Gorgas del Alba para descender desde ahí hasta el Plan de Senarta, donde se ubica el avituallamiento, para continuar desde ahí el descenso hasta la meta en la Villa de Benasque.

Etiquetas