Deportes

MONTAÑISMO

Fin de semana en el paraíso

Los participantes ascendieron el primer tresmil, el pico de Vallibierna (3.064 metros)

Parte del grupo en la cima del Vallibierna.
Parte del grupo en la cima del Vallibierna.
Peña Guara

El fin de semana el 88 Cursillo de Montaña batió récords. El sábado, después del largo y tedioso viaje a la presa de Llauset, uno de los grupos, el más avezado, subió a la cima del pico de Vallibierna. El resto de los diferentes grupos decidió dejarlo para el domingo, ya que la meteo nos obligaba a ello.

La actividad deportiva del sábado, una vez en el Refugio de Llauset se desarrolló por las cercanías tratando de esquivar lo más posible la anunciada y amenazante tormenta, como así sucedió. Cerca de las 18:00 cayó una buena, además acompañada de granizo, la cual pudimos contemplar todos ya a cubierto en el refugio.

El tan ansiado ascenso al pico Vallibierna con sus 3.056 metros: En su primer tramo, comenzando desde el Refugio de Llauset después de cruzar el río a la altura de un indicador que nos informa de dos posibles caminos. Uno lleva al collado Llauset y el otro al Ibón de Botornás. Evidentemete escogimos el sendero que gira a la derecha, dirección al Ibón. De manera bastante rápida y agradable ganamos altura. Tras varias palas con pendientes considerables nos encontramos, en el lado derecho, la cabaña de Botornás en la última pala. No demasiado lejos, al lado izquierdo, pudimos ver el ibón de Botornás.

A partir de aquí la pendiente casi se anula y el camino bordea el ibón. Este camino, que lleva al Ibón de Llauset, se vuelve algo incómodo pero sin dificultad, ya que encontramos piedras y bloques de rocas. Poco antes de llegar al ibón de Llauset encontramos un indicador que nos informa de que debemos seguir a la izquierda, dirección el Pico de Vallibierna.

El paso de los tres Ibones, ruta que los más peques completaron, es el segundo tramo de la ruta que atravesará tres ibones. De manera bastante rápida llegamos al primero de los ibones, Ibón de Coma Arnau, el cual bordearás por la izquierda. Poco a poco ganamos altura y encontramos el segundo ibón, también lo bordearás por la izquierda. Es una zona bastante agradable y bien definida. Sin embargo, sin darnos cuenta, en un momento entramos en un tramo algo caótico, donde el camino se pierde y tendrás que enfrentarte a un caos de rocas que el grupo de los peques les cuesta superar. Entramos en un gran valle rocoso el cual nos llevará al tercer ibón. Desde aquí ya pudimos apreciar con bastante detalle el camino al Vallibierna. Y fin del ascenso para los más pequeños (menudos titanes)

Ahora toca un grupo de subidas, que con esfuerzo y poca dificultad te darán paso a una última subida, algo más desagradable ya que está formada por tierra muy suelta y resbaladiza. Eso implica que, de tanto en tanto, das un paso y retrocedes tres. Pero, teniendo en cuenta que falta poco para alcanzar la cima, nadie desfallece ni pierde la paciencia para continuar con el ascenso. Te aseguro que valdrá la pena. En un momento llegas a una tartera que te llevará a la cresta oriental de Vallibierna. La cresta cimera no tiene ningún problema, eso sí, como siempre en un terreno de estas características, precaución y mucha atención. Además, es bastante ancha, así que sin dificultad llegamos todos los grupos a la cima

No se puede ser más feliz el 88 curso de montaña de Peña Guara asciende a su primer tres mil. Momento de fotos y disfrutar de una vista espectacular con el Aneto de fondo. El regreso por el mismo lugar para llegar otra vez al refugio de Llauset donde daremos cuenta de la comida un poco rápida si cabe ya que todavía nos queda más de una hora de regreso a la presa de Llauset donde nos esperan los buses que nos traerán a Huesca.

Etiquetas