Deportes

atletismo

Emotivo homenaje a Pol Oriach, "el orgullo albeldense"

La localidad reconoce los éxitos del atleta después de una gran temporada y el Ayuntamiento le entrega una beca con la mirada puesta en París 2024

Pol Oriach, junto con sus padres y la alcaldesa de Albelda, en el homenaje al atleta.
Pol Oriach, junto con sus padres y la alcaldesa de Albelda, en el homenaje al atleta.
S.E.

ALBELDA. “Es un orgullo que tu pueblo te apoye en lo que haces y poder disfrutarlo así”, aseguró Pol Oriach Enjuanes en el entrañable y emotivo homenaje que el Ayuntamiento de Albelda ha tributado este sábado al “orgullo albeldense”, como definió la alcaldesa María Ángeles Roca al joven atleta en el acto celebrado en el Polideportivo de Albelda, engalanado para la ocasión. Más de doscientas personas arroparon a su convecino en una velada en la que estuvo acompañado por su familia y amigos, su entrenador Fernando García Herbera, el olímpico Eliseo Martín, compañero de entrenamientos, y autoridades como el presidente de la Comarca de La Litera, el alcalde de Monzón o Jesús Hidalgo, de Hinaco Monzón, además de la Corporación Municipal.

Albelda está orgullosa de Pol Oriach. Y así quedó patente en el emotivo vídeo que se proyectó al comienzo del homenaje, conducido por Carlos Lasús. Fue la primera de muchas sorpresas para el atleta y para todos aquellos que han ayudado a su trayectoria deportiva. La primera se la llevó su entrenador, Fernando García Herbera Phondy, que recibió un trofeo de manos de la alcaldesa María Ángeles Roca. El que fuera entrenador de Eliseo Martín y también de Carlos Oriach, reconoció que “es un orgullo tratar con atletas como Pol, y como Eliseo y Carlos en su día, porque no sólo son grandes atletas sino también grandes personas” y mostró su esperanza de poder “disfrutar de más días como este”.

Fue el preámbulo al acto central del acto. María Ángeles Roca entregó a Pol Oriach un cheque en el que se reflejaba el acuerdo que el Ayuntamiento de Albelda aprobó en pleno, otorgar al atleta “un patrocinio de 1.500 euros para la temporada 2021 y otro de 1.500 euros para la 2022”. Además, Fernando Sales, concejal de Deportes albeldense, le hizo entrega de un medallero para que pueda colgar las medallas que ha conseguido y también las que sume a partir de ahora.

Pol Oriach tomó la palabra agradeciendo al Ayuntamiento de Albelda “por organizar esto. Es un orgullo que tu pueblo te apoye en lo que haces, y disfrutarlo así”, aseguró el joven deportista que agradeció la presencia de “los que habéis venido. Es un momento muy especial para mí y que hace que todo el trabajo que tengo que hacer durante todo el año se reconozca aquí. Es muy bonito ver todas las caras que veo los días cuando voy a entrenar y a la gente que me felicita cuando consigo algún resultado o alguna medalla, que es lo que buscamos los atletas, que todo el entrenamiento y todo el trabajo sea reconocido por tus amigos, con tu gente y más en un pueblo como el que tanto aprecio, que es Albelda, el pueblo que me ha dado la vida”, afirmó. “Estoy muy contento de haber nacido en Albelda y de haber vivido aquí estos momentos tan bonitos que espero que duren mucho más y que los pueda compartir con todos vosotros, porque estoy muy contento de ser albeldense y de vivir en Albelda”, declaró.

Ya no bajó del escenario. A él subieron sus padres, Carlos y Elena, que también se convirtieron en protagonistas del homenaje que el Ayuntamiento de Albelda ha rendido a su hijo, y en el que Carlos Oriach hizo toda una declaración de intenciones. “Tenemos que estar orgullosos de este atleta, y no tenemos que tener ningún complejo. El hecho de vivir en un pueblo hay cosas que nos limita, pero en otras, como puede demostrar Pol, no hay límite: el límite nos lo pondremos nosotros, y nos lo pondrá la suerte y la salud, sobre todo”, aseguró y animó a sus convecinos a que “no nos pongamos en la cabeza que por ser de un pueblo pequeño no se puede conseguir lo que está consiguiendo gente en grandes capitales o en países más grandes que España”.

No habían acabado las sorpresas para Pol Oriach, en este caso junto a sus amigos. Esos con los que no pudo compartir el acto de imposición de bandas como ‘mosso’ de las fiestas de Albelda dado que ese día estaba viajando hasta Tallin, donde se proclamó campeón de Europa sub20. El Ayuntamiento de Albelda ha solventado esa situación, impuso la banda azul a Pol, y reunió en el escenario a los ‘mossos’ en un momento inolvidable para el atleta y sus amigos.

La alcaldesa María Ángeles Roca puso el colofón al acto. “Esto es lo que Pol se merecía, este recibimiento de todo su pueblo, de toda la gente que te ha querido acompañar, de toda la gente que ha formado parte de tu vida, tus padres, Phondy, Eliseo, tus amigos… El Ayuntamiento estamos muy orgullosos y ojalá podamos repetirlo muchas veces”, concluyó.

Etiquetas