Deportes

OBITUARIO

Fallece Antonio Martínez, todo un referente informativo de Monzón

Tenía 87 años y durante casi cuatro décadas ha sido el corresponsal de DIARIO DEL ALTOARAGÓN 

Antonio Martínez.
Antonio Martínez.
D.A.

HUESCA.- El corazón de Antonio Martínez, corresponsal de DIARIO DEL ALTOARAGON en Monzón en las cuatro últimas décadas, ha dejado de latir este martes de madrugada. Tenía 87 años y hasta el último aliento ha vivido todos los acontecimientos, de todos los tamaños y colores, de la vida montisonense, de sus gentes y de las poblaciones vecinas. Sobre todo el deporte, su gran pasión informativa, pero siempre el cronista todoterreno que sabe tocar todos los palos con entrega, rigor y cariño. Con la disposición, como él mismo dijo cuando un percance de su corazón en una carrera ciclista en Coll de Vent, le mandó a la UCI del Hospital San Jorge de Huesca y dijo que “moriría con las botas puestas”. Su mujer, Pilarín, sus hijos José Antonio y María Jesús, sus nietas Icíar y Èlia, sus hijos políticos Teresa y Javier, y por supuesto Monzón, eran su orgullo y así lo había proclamado en más de una ocasión.

Como bien lo definió F.J. Porquet en una deliciosa semblanza en este periódico, con motivo del Premio Luis Garcés a los Valores Humanos que le ortorgó la Asociación de la Prensa Deportiva de Huesca en laVIII Gala del Deporte Provincial, celebrada en Monzón en 2008, Antonio era periodista de calle y de trincheras. Y muy buena persona. Aquel galardón fue para él “un acicate y un estímulo” y con sus profundas convicciones cristianas lo recibió “como un nuevo sacramento”.

Hizo sus primeros pinitos a los 16 años, cuando con su amigo Marciano González se lanzaron a hacer un boletín de noticias deportivas con calcos y papel cebolla. Medio centenar de ejemplares que vendían a dos reales en peluquerías y comercios. Ese incipiente buen gusto por escribir y contar cosas le ha acompañado hasta el último aliento. Compartió su trabajo como empleado de banca con sus colaboraciones en numerosos medios: El Noticiero Universal, el Noticiero de Zaragoza, Nueva España, Agencia Efe, Pyresa, Radio Huesca, La Mañana de Lérida, Radio Popular de Lérida, Radio Nacional de España, El Periódico de Aragón, Teledimo (la televisión de Monzón), Ecos del Cinca (de cuyo nacimiento fue partícipe) y DIARIO DEL ALTOARAGON, que fue su segunda casa, todo un histórico, y en la que atendió todos los frentes con su cámara, su grabadora y su libreta de anotaciones. Inseparables elementos que fue renovando con el tiempo, además de ir adaptándose a las nuevas tecnologías como chico con zapatos nuevos.

Su ejercicio periodístico ha sido, como se aprecia en su dilatada y rica trayectoria, profundamente vocacional. “O lo sientes hasta el fondo, o lo dejas estar”, afirmó, “siempre me meto dentro de la noticia. La vivo como el que me la cuenta o la protagoniza. Disfruto transmitiendo a los lectores lo que siento y en las crónicas deportivas siempre huyo del forofismo. Tengo presente que escribo para todos, no solo para una parte”.

La “cuna de deportistas”, de la que él ha sido un decidido activista, ha tenido en la figura de Antonio Martínez un verdadero lujo. Un altavoz, un confesor y un referente. Ha estado siempre “en primera línea”, lo mismo que si le hubieran mandado de corresponsal de guerra. Defensor de la ética, solidario, humilde, buen compañero, predispuesto y entregado ante cualquier requerimiento. Para una tertulia, para presentar un acto, para hacer de guía en la catedral de Santa María del Romeral o para leer un pregón. Sin pedir nada a cambio, con vocación de servicio por sus amigos y por “su” Monzón, que este martes se tiñe de luto y llora su muerte.

La capilla ardiente se encuentra, desde esta tarde, en el tanatorio Urgelés de Monzón y el funeral se celebra este miércoles a las cuatro de la tarde en la catedral de Santa María del Romeral de la capital mediocinqueña.

Etiquetas