Deportes

auto-moto

Al-Attiyah y Sunderland, campeones

La última etapa no cambió las cosas en la general de coches y motos en Arabia Saudí

Al Attiyah y su copiloto celebran la victoria sobre su Toyota en Yeda.
Al Attiyah y su copiloto celebran la victoria sobre su Toyota en Yeda.
Frederic Le Floch/EFE

La 44ª edición del Dakar llegó a su fin ayer en Yeda (Arabia Saudí) coronando al catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) en coches y al británico Sam Sunderland (Gas Gas) en motos -las dos principales categorías- y tiñéndose de negro tras el fallecimiento del mecánico francés Quentin Lavalée (PH Spot) en un accidente de tráfico durante un enlace.

En quads, la victoria fue para el francés Alexandre Giroud 25 años después de que su padre, Daniel, fuera el primer piloto en completar el rally en dicha disciplina; un emotivo día, ya que este falleció debido al coronavirus en 2021.

La categoría de prototipos ligeros se la llevó por segundo año consecutivo el chileno Francisco ‘Chaleco’ López y Cristina Gutiérrez subió al podio en tercera posición, siendo la primera mujer española en lograrlo; en ‘Side by Side’, el español Gerard Farres le cedió, por órdenes de equipo, la victoria a su compañero, el estadounidense Austin Jones; y en camiones el ruso Dmitry Sotnikov y su Kamaz confirmaron su dominio.

El catarí certificó su cuarto Dakar en la categoría de coches, tras los logrados en 2011, 2015, 2019, superando en la general por 27:46 al francés Sebastien Loeb (Bahrain Raid Xtreme) y en 1h1:13 al piloto local Yazeed Al Rajhi.

Loeb tenía una misión casi imposible por delante en el último día al tratarse de un tramo cronometrado (especial) de solo 168 kilómetros. Lo intentó, pero recortó sólo cinco minutos y 33 segundos al catarí en una etapa en la que finalizó segundo y que ganó el sudafricano Henk Lategan (Toyota)

El español Carlos Sainz (Audi), quien venció en la etapa del jueves, acusó abrir pista y perdió 9:16 respecto al vencedor, lo que le deja en la duodécima posición de la general.

La siguiente española en la clasificación fue Laia Sanz (Mini X-Raid). En su debut en la categoría de coches, tras once participaciones finalizadas de forma consecutiva en motos, acabó 23ª en la general; remontando en la segunda semana tras una primera en la que se vio penalizada al salir en posiciones retrasadas.

El británico Sunderland, del equipo español Gas Gas, que cuenta con apoyo de la marca austríaca KMT, logró su segundo ‘touareg’ tras ganarlo en 2017, al imponerse en la general por delante del chileno Pablo Quintanilla (Honda), ganador de la duodécima etapa, disputada entre Bisha y Yeda, y el austríaco Matthias Walkner (KMT).

No fue un equipo oficial el que se hizo con la victoria, pero tras 18 años seguidos en los que una KTM se imponía en el desierto, la japonesa Honda sumaba dos ediciones seguidas logrando el triunfo, por lo que en 2022 la austríaca rompe esta racha y se hace con su primer ‘Touareg’ en Arabia Saudí.

Y lo hace con sorpresa ya que le ‘arrebataron’ a Honda al vigente campeón, al argentino Kevin Benavides; pero los 36 minutos perdidos el segundo día de competición y, sobre todo, los problemas mecánicos de la etapa 10 le impidieron luchar por defender su corona.

El mejor español sobre dos ruedas fue un Joan Barreda (Honda) que corrió desde la quinta etapa con una clavícula fracturada. Se volvió a caer en la octava y aún así finalizó en quinta posición. Por su parte, Lorenzo Santolino (Sherco) finalizó en 12ª posición a 58:26 del ganador.

Y el chileno Chaleco López certificó su victoria en el Dakar en la categoría de prototipos ligeros, que también ganó en 2021, y suma su tercer trofeo. Un triunfo que llega a pesar de que no logró ganar ninguna etapa. Tercera en la general fue la española Cristina Gutiérrez (Red Bull Off-Road Team USA), sobreponiéndose a los problemas de fiabilidad que fueron una constante para la actual campeona del mundo.

Etiquetas