Deportes

FÚTBOL

La Tercera División afronta su penúltima jornada con mucho en juego

El Binéfar y el Robres buscan el play off y el Barbastro y el Monzón, no estar pendientes de la Segunda División

Barbastro y Binéfar juegan este domingo en casa.
El Binéfar es el equipo mejor clasificado del Alto Aragón en la categoría.
Ángel Huguet

La Tercera División celebra este domingo su penúltima jornada con casi todos los equipos altoaragoneses con algo en juego. El Binéfar busca dar un paso que puede ser definitivo hacia el play off, un objetivo que también persigue el Robres pese a la incertidumbre de saber si podrá disputarlo al ser filial del Ebro, que está en Segunda RFEF. De esa categoría habrá descensos de equipos aragoneses, y en función de cuántos sean, más bajarán de Tercera a Primera Regional Preferente, por lo que el Sommos Barbastro y el Atlético Monzón Alumbra necesitan ganar para alejarse de la zona mediobaja de la clasificación. Todos los encuentros de la jornada se disputan a las 17 horas, excepto el duelo entre descendidos Giner-Borja.

El Binéfar es el mejor clasificado de los cinco conjuntos del Alto Aragón en la categoría. Los celestes marchan cuartos y reciben al Calamocha en “una final”. Así la califica su entrenador, David Giménez, y con razón, ya que un triunfo aseguraría el play off siempre y cuando Cuarte o Robres no ganen sus partidos.

El técnico cuenta con toda la plantilla para el choque de hoy en el que los binefarenses necesitan “la victoria porque los equipos que vienen por detrás están apretando mucho”. Giménez destaca que en el equipo están “con ilusión y motivación”, pero también “tensionados y con nervios” por lo que se están jugando.

Por el mismo motivo, confía en ver un ambiente de gala en el que será el último partido de la temporada en Los Olmos en liga regular. “Esperamos que acompañe el buen tiempo para que venga mucha gente y que el público sea consciente de lo que nos estamos jugando”.

Robres-Illueca

El Robres, por su parte, recibe a un Illueca que lucha con Deportivo Aragón y Utebo por el ascenso directo y que ya tiene garantizada su plaza de play off. Los amarillos están a tres puntos del Binéfar, cuarto, y a uno del Cuarte, quinto, pero todavía no saben si podrán participar en ese play off al ser filial del Ebro.

Javier Genovés promete que su equipo va a “hacer todo lo posible por sacar buenos resultados” en las dos jornadas que restan. Para hoy, el entrenador tiene a su disposición a todos sus futbolistas y afirma que se encuentran “en un buen momento”. “Descansamos la semana pasada, nos encontramos bien a nivel emocional y físico y estamos con ganas de afrontar el partido en casa”.

Pero Genovés sabe que en San Blas jugará un Illueca que es “uno de los rivales más en forma de la categoría ahora mismo y llega en un buen momento tras ganar al Binéfar, que era un rival directo”.

Biescas-Monzón

En una situación más peliaguda se encuentran Barbastro y Monzón. Estos últimos tienen derbi provincial, ya que visitan al colista, el Biescas, en un duelo entre dos equipos con muchas bajas. Al no saberse cuántos equipos acabarán descendiendo a Preferente porque la Segunda RFEF finaliza más tarde, Cristian Abad señala que los montisonenses llevan varias jornadas afrontando “cada partido como una final”.

Las tres últimas victorias han permitido a los rojiblancos, “aspirar a diferentes objetivos y olvidar determinadas plazas”, ya que habrá al menos seis rivales que concluyan la liga por debajo, pero el técnico sabe que la visita a Biescas puede ser “otra final para no tener que esperar a la última jornada”.

Abad destaca la igualdad en esa zona media, con tres puntos de diferencia entre el séptimo y el undécimo, “pero no tiene nada que ver una posición con otra, ya que cuanto más arriba estés, más tranquilidad tendrás”. En definitiva, “el objetivo es acabar lo más arriba posible”.

El entrenador rojiblanco dispone de catorce futbolistas del primer equipo y tirará del filial para completar la convocatoria ante un contrincante que “compite muy bien y que va a ser complicado porque juega su último partido en casa”.

Los  anfitriones en el Fernando Escartín también van justos de efectivos, con 13 o 14 jugadores, como en todo el último tramo de temporada, y la meta que se marcan hoy es “competir y ponérselo difícil al rival”.

El técnico, Miguel García, apunta a que el Biescas intentará despedirse “bien, con una victoria, aunque será complicado”, en su último choque como local antes de volver a Preferente, por lo que espera que la climatología no impida que pueda haber una buena entrada de público.

García sabe que el Monzón se juega una buena posición para evitar un posible descenso por arrastre y comenta que ha sido un curso “raro”, ya que “esperaba más de equipos como el Monzón, Barbastro o Calamocha”.

Cuarte-Barbastro

Un punto más que el Monzón tiene el Barbastro, que juega fuera ante el rival de Binéfar y Robres por dos puestos en el play off, el Cuarte. Josete Tomás, que tendrá la duda de algunos futbolistas que han pasado la semana con fiebre, admite que su equipo tiene “la necesidad de sumar”, por lo que viaja con la idea “de sacar los tres puntos y, después, esperar los demás resultados” de hoy para ver cómo llegan a la última jornada.

El entrenador rojiblanco resalta que el cuadro barbastrense ha “competido muy bien”, siendo “serio y solidario”, en los últimos encuentros y se ha mostrado consciente de que “la moneda para que te caiga la victoria o la derrota depende de pequeños detalles”. Además, señala que ahora “es inútil hacer cuentas”.

El play off, en Illueca

La Real Federación Aragonesa de Fútbol (RFAF) confirmó que el Papa Luna, el campo del Illueca, será la sede del play off de ascenso tras aceptar su candidatura presentada a concurso público. El domingo 8 de mayo serán las semifinales (segundo contra quinto y tercero contra cuarto de la liga) y el 15, la final. El ganador disputará un encuentro ante un rival de otra comunidad por subir a Segunda RFEF.

Etiquetas