Deportes

CICLISMO/GIRO DE ITALIA

Hindley se viste de rosa en la Marmolada

Gran etapa del australiano, que acaricia la victoria, y Mikel Landa aseguró el podio salvo catástrofe en la crono de este domingo

Hindley llegó a la meta absolutamente agotado pero feliz al vestirse de rosa.
Hindley llegó a la meta absolutamente agotado pero feliz al vestirse de rosa.
Maurizio Brambatti/EFE

El australiano Jai Hindley (Bora Hansgrohe) hizo los honores a la etapa reina del Giro de Italia arrebatando la maglia rosa de líder el ecuatoriano Richard Carapaz en la cima de la Marmolada (Passo Fedaia), donde firmó el triunfo parcial el italiano Alessandro Covi (UAE Emirates) y el español Mikel Landa certificó el tercer puesto del podio.

Tardó en legar la batalla, pero cuando se presentó Hindley se convirtió en un huracán tras un latigazo que le permitió destronar a Carapaz, enfundarse la maglia rosa y convertirse en virtual ganador del Giro 2002. Un puerto, la Marmolada, que se guardó la sorpresa para el final. En su cumbre logró la victoria de su vida el italiano Alessandro Covi en la vigésima etapa que salió en Belluno y desembocó en la cima de la Marmolada (Passo Fedaia) después de 168 km.

La gloria para Covi (Borgomanero, Piamonte, 23 años), el mejor de la fuga del día, heroico en la resolución conquistando en solitario el Pordoi y la Marmolada y llegando a meta en solitario para saborear su hazaña.

Por detrás había incendio de los buenos. Hindley había atacado a 3,4 km de la cima, dejando plantados a Carapaz y Landa, y marchándose en busca de la meta como un cohete, sin mirar atrás y amarrando la maglia rosa a cada pedalada. Pasó la línea a 2.30 del ganador y 1.28 delante de Carapaz. Ya era líder y virtual vencedor del Giro. Landa sufrió muchísimo todo el día, pero mantuvo la tercera plaza.

El serrables del equipo Movistar Jorge Arcas llegó en el puesto 70º, y todo hace indicar que este domingo terminará su primer Giro de Italia con la crono final.

Y el otro altoaragonés del Movistar, Sergio Samitier, disputó la tercera y penúltima etapa de la Boucles de la Mayenne, en Francia. La carrera se resolvió al esprint y el barbastrense llegó a 25 segundos del pelotón.

Por último, se disputó la tercera etapa de la Vuelta a Navarra para categorías Elite y Sub 23, una jornada con mucha montaña en la que el catalán Camprubí, del equipo Eolo Kometa, se llevó la victoria al imponerse al esprint a su compañero de aventura, Azparren, del equipo Laboral Kutxa.

Alejandro Franco, del equipo Gomur, es el nuevo líder a falta de una etapa. Y por parte altoaragonesa, el jaqués Pablo Castrillo, del equipo navarro Lizarte, llegó cerca de los mejores pero perdió algo de tiempo, con lo que retrocede en la clasificación, en la que era sexto.

Etiquetas