Deportes

SENDERISMO

Al puerto y la ermita de las Aras desde las Vilas del Turbón

Excursión de 13,5 kilómetros por un tradicional paso y con bonitas vistas

Foto de familia de los participantes en la excursión por Ribagorza.
Foto de familia de los participantes en la excursión por Ribagorza.
S.E.

El grupo grausino Tardes al Sol realizó el pasado sábado una excursión matinal al mítico puerto de las Aras desde la localidad ribagorzana de Las Vilas del Turbón. Fue un itinerario circular que incluyó una visita a la ermita de la Virgen de las Aras, con ascenso por el PR-HU133 y descenso por el collado de Ratés, Planatozal y el PR-HU123.

Los veintiún participantes en la excursión salimos de Graus a las 7:30 horas para dirigirnos por carretera hasta Las Vilas del Turbón, localidad perteneciente al municipio de Torre la Ribera, y conocida por sus aguas mineromedicinales y su balneario. Pasada la embotelladora, cogimos una pista con una barrera y continuamos por el camino que asciende al Turbón y conecta con el PR-HU133.

Dejamos varios desvíos a la izquierda y seguimos los indicadores que dirigen al puerto de las Aras. En una curva, abandonamos la pista por la izquierda y ascendimos por un sendero que se adentra en un bosque de pinos y bojes y algunos claros con verdes prados. Siempre siguiendo el PR-HU133, salimos del bosque y llegamos al mítico puerto de las Aras.

Situado a 1.904 metros de altitud, este ha sido un lugar histórico de paso de los ganados y las gentes que iban de las tierras del sur a la montaña. En este punto, confluyen los términos de Las Vilas, Ballabriga y Abella, pertenecientes hoy a los municipios de Torre la Ribera, Beranuy y Laspaúles, respectivamente. Aquí hicimos una parada para disfrutar de los amplios paisajes que se abrían ante nosotros. Por el norte, y de oeste a este, contemplamos la sierra de Chía, los Eristes, Posets, Perdiguero, Gallinero y el Aneto, entre otras montañas.

Desde el puerto descendimos un kilómetro hasta la ermita de la Virgen de las Aras, que fue restaurada hace unos años. Junto a un pequeño refugio en construcción, hicimos la parada para el almuerzo y retornamos al puerto.

Enseguida abandonamos el PR-HU133 por el que habíamos subido y tomamos un sendero que nos llevó al collado de Ratés o de San Chaume, a 1807 metros de altitud. Allí tomamos una pista que seguimos hasta conectar con el PR-HU123 que viene de Ballabriga. Llegamos al collado de Planatozal, a 1749 metros, y descendimos por un camino que exige atención en los cruces. En el tramo final, y tras pasar un barranco, llegamos a la pista del inicio de la excursión y en unos minutos entramos de nuevo en Las Vilas, donde tomamos un refrigerio antes de volver a Graus.

Fueron 13,5 kilómetros de recorrido, con 730 metros de desnivel acumulado y algo más de seis horas de tiempo, contando las paradas, que en algunos casos fueron largas. El punto más alto fueron los 1.904 metros del puerto de las Aras y el más bajo los 1.344 del inicio. Una estupenda excursión, en una mañana soleada pero con un calor llevadero y soportable.

Etiquetas