Deportes

CARRERAS POR MONTAÑA

Kiko Navarro y Yaiza Miñana ganaron la prueba de Peña Canciás

Noventa participantes disfrutaron de la prueba larga y la corta en una gran jornada en Fiscal

Los voluntarios, imprescindibles en el buen desarrollo de la prueba que se celebra en Fiscal.
Los voluntarios, imprescindibles en el buen desarrollo de la prueba que se celebra en Fiscal.
club peña canciás

Este domingo se celebró la XVII Carrera por Montaña Peña Canciás en un ambiente muy caluroso, tanto en lo meteorológico como en lo humano, y lo segundo fue así gracias a la simpatía y empeño de los vecinos de Fiscal, que siempre lo dan todo por ofrecer una carrera bonita e inolvidable.

A las 9 de la mañana salieron los cincuenta y cinco corredores que remontaron el barranco de Borrastre (por primera vez en 17 ediciones) y realizaron la bajada por la clásica ruta.

El nuevo recorrido gustó mucho. Eso sí, la subida fue más dura de lo normal, no sólo por el calor sino también porque era más directa y empinada.

El primero en parar el crono fue el veterano corredor de Jaca Kiko Navarro, que realizó un tiempo de 2 horas 34 minutos, Tras él llegaban el corredor sobrarbense Lorién Muñoz, en un podio que “no se esperaba” y que le supo a gloria, y en tercer lugar Jorge Palop, del club Mayencos de Jaca.

En féminas el primer puesto fue para la campeonísima Yaiza Miñana, con un gran tiempo de 2:56, seguida de Nuria Mendivi y Nuria Gómez.

Media hora más tarde, tomaban la salida los treinta y cuatro corredores de la carrera corta, que subían hasta la Tirolina de Asué y bajaban por las poblaciones de Berroy y Lardiés.

El primero (y único en bajar de la hora) fue Sergio Albertos, de Trail Running Zaragoza, seguido de Carlos Alonso, del Club Atletismo Jaca y fue tercero Javi Arias, de El Reto de Correr de monzón.

En categoría femenina el podio fue totalmente sobrarbense con Patricia López de Broto en primera posición; seguida de Elena Palacios, de Boltaña y tras ella, Estrella Rodríguez, de Aínsa.

Gran labor de los voluntarios

La jornada se cerró con una estupenda comida, como viene siendo habitual, preparada por El Jabalí Blanco y el Hostal Río Ara, que hicieron las delicias de corredores y voluntarios. Estos últimos, con su ejemplar apoyo y participación pusieron el toque de buen humor del que todos estamos tan necesitados en estos tiempos. En definitiva, la jornada fue inolvidable y se repetirá. 

Etiquetas