Deportes

JUDO

El Ciudad de Barbastro de judo regresó con mucha fuerza

Este domingo se celebró la 19ª edición de este torneo infantil con gran ambiente

Imagen de un momento del torneo celebrado en la Ciudad del Vero.
Imagen de un momento del torneo celebrado en la Ciudad del Vero.
S.E.

El domingo se volvió a celebrar el Torneo Infantil de Judo Ciudad de Barbastro, organizado por el Club Judo Binéfar. En esta edición, la 19, participaron algo más de 250 jóvenes judocas.

Se trataba de una actividad de carácter participativo, en un formato del que han surgido entre todas las ediciones celebradas más de 100 medallistas de todas las categorías en Campeonatos de España. Niños y niñas de prácticamente todo el Alto Aragón, con edades comprendidas entre los 4 y los 12 años, dieron lo mejor de sí.

Más de 30 chicos y chicas de los clubes que pertenecen a la Asociación Judo Alto Aragón ejercieron una magnífica labor de arbitraje, oficiales de mesa y montaje. Sin su desinteresada participación sería imposible organizar este tipo de eventos.

En la entrega de premios participaron Montse Buil, directora del CEIP La Merced, María Cortés, jefa de estudios del CEIP Pedro l, además de las concejalas Blanca Galindo y Pilar Abab acompañando al alcalde de Barbastro, Fernando Torres.

Desde el club binefarense querían agradecer a Bodegas Aldahara, Jamones y Embutidos Julián Mairal y a un mecenas secreto por su generosa contribución.

Esta competición forma parte del circuito de competiciones que se celebran en toda la provincia, llevando eventos del judo base con gran participación a pequeñas localidades altoaragonesas. La próxima cita será en Binéfar en dos fines de semana.

Macalou y García, en el European Open Absoluto disputado en Madrid.
Macalou y García, en el European Open Absoluto disputado en Madrid.
S.E.

Por otro lado, tal y como se informaba este martes brevemente, el barbastrense Moussa Macalou y el binefarense Sergio García, ambos del club literano, abordaron la competición internacional del más alto nivel participando en la European Open de Madrid. Más de cuatrocientos deportistas de cuarenta países se dieron cita cita en la capital de España. Son necesarias al menos veinte participaciones en eventos similares para adaptarse a competidores europeos, mundiales y olímpicos. Moussa perdió en primera ronda ante el judoka italiano Alessandro Magnani, mayor y más experimentado en el circuito internacional, aún así Moussa dominó el combate hasta llegar a Golden Escore (muerte súbita) en la que con una puntuación algo dudosa cayó derrotado. Sergio también sufrió la derrota ante el deportista francés Pape Doudou Ndiaye, debido a un error táctico.

Este inicio de ambos en categoría absoluta hace justicia a la capacidad que manifiestan entrenando, pero ya sabemos que a entrenar se aprende entrenando y a competir se aprende compitiendo. En los próximos años podremos ver la evolución de los dos judokas becados en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid.

Y el responsable del club, Antonio Clager, no dudaba en afirmar que “el disparo de salida hacia París 2024 ya se ha escuchado. Si conseguimos el suficiente patrocinio, estos dos deportistas pertenecientes al club nos podrían acercar al sueño olímpico”. 

Etiquetas