Deportes

PIRAGÜISMO

Día histórico con dos oros y una plata en el Mundial de sprint

Victoria francesa en el 84 Descenso Internacional del Sella

Espectacular ambiente en la salida en Arriondas del Descenso del Sella.
Espectacular ambiente en la salida en Arriondas del Descenso del Sella.
Jorge Peteiro/E. P.

Saúl Craviotto, Marcus Cooper, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade, subcampeones olímpicos, conquistaron el oro en los Campeonatos del Mundo de piragüismo sprint de Halifax (Canadá), con exhibición de autoridad por delante de Alemania y Ucrania.

España ganó el pulso a la campeona olímpica, Alemania, en una distancia que se verá en París 2024. Con el poderío mostrado por Craviotto, Cooper, Arévalo y Germade, dominando la prueba desde el paso por los 200 y con un final inalcanzable para sus rivales.

Los españoles rebajaron en casi un segundo la marca que les dio acceso a la final, la tercera en las series de clasificación.

Y minutos después Tano García y Pablo Martínez conquistaron el oro en el C2 500 en un sábado de éxito para el piragüismo español que se extendió con la plata de Teresa Portela y Sara Ouzande en la prueba de K2 200.

Las buenas sensaciones de Tano García y Pablo Martínez se confirmaron en la gran final en la que se proclamaron por primera vez campeones del mundo.

La delegación española igualó la marca de medallas del pasado Mundial a falta aún de un día de competición.

Victoria francesa en Ribadesella

Por otra parte, los campeones del mundo de maratón en 2019 y 2021, Quentin Urban y Jeremy Candy, se convitieron ayer en los primeros franceses en lograr la victoria en el Descenso Internacional del Sella tras imponerse en un apretado esprint a otras tres embarcaciones bajo el puente de Ribadesella con un tiempo de 1 hora 7 minutos y 45 segundos.

La pareja gala, segunda en 2019, ha logrado el triunfo, el primero de dos palistas extranjeros tras el logrado hace 25 años por los sudafricanos Conradie y Wilson, después de recorrer los 20 kilómetros de la prueba junto a un grupo de embarcaciones entre las que figuraba también la de Walter Bouzán y Álvaro Fernández, campeones en ocho ocasiones consecutivas entre 2010 y 2017 y segundos hoy.

Miles de personas han seguido la prueba desde la salida de Arriondas a lo largo del cauce del Sella en la 84 edición de un evento lúdico-deportivo que no pudo disputarse los dos últimos años por la pandemia y que arranca a los sones del “Asturias Patria Querida” y cerrado este año, por primera vez, a los de La Marsellesa, el undécimo himno nacional que suena en el puente de Ribadesella. 

Etiquetas