Deportes

#SOYDELALTOARAGÓN

Miguel Malo: “Esta es una provincia que invita a practicar el deporte”

Jugador del Bada, altoaragonés de pura cepa, su familia lleva ya tiempo en Huesca capital, aunque tienen raíces en La Guarguera y en Angüés

Miguel Malo
Miguel Malo
Pablo Segura

Miguel Malo es jugador del Bada Huesca de la Liga Asobal. Canterano del club, su trabajo y su valía en la pista le permitieron hacerse un hueco en el primer equipo, en el que ya está asentado y en el que esta temporada se estrena como uno de los capitanes. Además, está acabando la carrera de Medicina, que ha compatibilizado con su dedicación al deporte durante estos años. Malo es altoaragonés de pura cepa. Su familia lleva ya tiempo en Huesca capital, aunque tienen raíces en La Guarguera y en Angüés, entre otros lugares de la provincia.

¿Qué es para ti ser altoaragonés y que sentimiento de pertenencia tienes?

Ser altoaragonés es un orgullo. Como somos una provincia pequeña todos tenemos ese sentimiento de amar a nuestra tierra. En los últimos años el ir representando a Huesca y al Alto Aragón con el Bada por toda España te da aún más ese sentimiento de orgullo y de pertenencia.

Esta es una provincia de deporte y deportistas, ¿crees que lo favorece el territorio?

Hay que valorar que en una ciudad y una provincia pequeña hayan llegado tan alto los equipos de los clubes de fútbol, de baloncesto y de balonmano. Pero también el atletismo, tanto en la Zoiti como en Monzón, el trail, la bicicleta, el motor y muchos otros. Hay un alto nivel de deportistas profesionales a nivel nacional y europeo. Hay que ponerlo en valor. Es una provincia que invita a la práctica del deporte, no en el ámbito profesional, sino para el ciudadano, en los Pirineos, con el senderismo, la montaña, el esquí,...

Como jugador del Bada, eres en cierto modo embajador ante los compañeros de fuera, tanto de España como del extranjero. ¿Qué imagen tienen cuando llegan?

Los españoles saben que vienen a una ciudad pequeña, pero no saben muy bien qué van a encontrar. Todos acaban encantados y algunos se enamoran de esta tierra y se quedan aquí a vivir después de su etapa deportiva. Se enamoran de la capital porque para un deportista es muy accesible y se vive muy fácil y les gusta ir andando y en bici. Y a todos, a los españoles y a los extranjeros, les encanta subir a la montaña y estar tan cerca de la naturaleza. A los de aquí a veces se nos olvida valorarlo.

Por lo que has podido ver entre estudiantes, ¿la provincia se conoce o hay que venderla más?

He convivido con gente del resto de Aragón y de España tanto en Huesca como en Zaragoza y valoran mucho esa cercanía de la naturaleza. Al principio hay que venderlo y cuesta conocerlo. Pero una vez que lo descubren y lo ven, les encanta.

¿Cómo ves el futuro económico de la provincia y, sobre todo, de cara a los jóvenes?

A nivel económico, como la gran mayoría, yo probablemente me dedique al servicio público y mucha gente al turismo. Haría falta más industria y empresa privada que aumentara las posibilidades laborales en Huesca y en toda la provincia y también que patrocine el deporte. Hay un sector primario con la ganadería y la agricultura que hay que aprovechar y que con la agroindustria está haciendo crecer ese campo y es algo que hay que seguir explotando.

¿Conoces bien la provincia?

Sobre todo, los fines de semana, y los domingos voy a visitar sitios. Se tiende a ir más al Pirineo y a sitios como Jaca. Y es verdad que la parte este la conozco menos y me gustaría conocerla. Me gusta hacer senderismo y estar rodeado de naturaleza, que te da energía para la siguiente semana.

¿Qué te parece la campaña Huesca La Magia, que lleváis en la camiseta?

Es importante porque en muchos territorios falta conocimiento de la zona de Huesca. Es bonito que los clubes, tanto los de fútbol, baloncesto y balonmano y de otros deportes, representen a Huesca, lleven el nombre y contribuyan a que la gente conozca la zona.

¿Hay que hacer provincia consumiendo productos de aquí?

Por supuesto el sector primario aquí es fuerte. Hay que explotarlo y consumirlo. Es un producto de calidad. A quien viene de fuera le gusta el producto: el aceite, el vino del Somontano... Es un atractivo más para atraer gente.

Y vuelven las fiestas, que son también un emblema.

La gente las conoce, se habla de San Lorenzo. Son muy buenas fiestas. A nosotros nos pilla en mitad de pretemporada y no podemos exprimirlas, aunque lo que deje el jefe, trataremos de hacerlo. Después de dos años se echaban de menos. 

Etiquetas