Deportes

ATLETISMO

La explosión ‘prevista’ de Elena Guiu

Su entrenador, Eloy Mur, analiza su sensacional campeonato y el camino anterior

El equipo español en Cali, con Guiu y Rico, juntas tras la valla y a la derecha de los relevistas del 4x400, en primer plano.
El equipo español en Cali, con Guiu y Rico, juntas tras la valla y a la derecha de los relevistas del 4x400, en primer plano.
RFEA

El Mundial Sub 20 de Cali se cerró el sábado y ha sido el de la “explosión” de la atleta velillense Elena Guiu. Ya sumaba muchos éxitos, incluídos Campeonatos de España, pero su octavo puesto en Colombia en el 100 ha supuesto su confirmación como una firme promesa de la velocidad española (solo tiene 18 años) y le ha dado una notoriedad tremenda por el hecho de batir un récord histórico. Ha sido la primera española en llegar a una final de la considerada prueba reina del atletismo, los 100 metros lisos, en una cita mundial en cualquier categoría.

Un éxito que no le ha sorprendido en absoluto a su entrenador, Eloy Mur, quien señalaba que Elena ha tenido un año complicado ante el que ha respondido de la mejor manera posible. “Era su primer año en categoría Sub 20, algo que siempre se nota porque compite con chicas dos años mayores. Y es el año de Segundo de Bachillerato, la Selectividad... muchas incertidumbres y nervios durante el curso. Eso no ayuda y ha hecho que no haya podido entrenar tanto, sobre todo aire libre. Ha habido periodos casi de inactividad, y desde luego que no es lo convencional ni lo mejor. Pero si algo tiene Elena es calidad, que saca el mayor provecho de cada entrenamiento, y además responsabilidad e ideas claras. Tenía un año complicado y ha estado centrada, con mucha madurez y sacando todo adelante, algo difícil en una chica tan joven”.

Y además, supo encontrar su mejor momento cuando tocaba. “El último mes los entrenamientos habían sido buenos y las sensaciones eran increíbles. De hecho el estar en el Mundial ya era un premio, pero iba a por la final. Ya se vio en las series, cuando hizo marca personal. Supo dar lo mejor en el momento adecuado”.

Y ese espíritu competitivo es algo que destaca sobre todo Mur. “Sabe competir. Tiene tres récords de Campeonatos de España, y solo uno de España, y eso quiere decir que en las finales, cuando toca, es cuando mejor lo hace. Tiene instinto y este Mundial ha sido el mejor colofón a toda una etapa”.

Por partes, Mur analizaba primero la serie, en la que batió su marca personal y logró clasificarse con suficiencia para semis. “Elena sabe cómo se siente, y si te dice que está bien, está bien. Las sensaciones eran buenas, la pista es muy rápida y sabía que para ella la primera carrera era casi una final. Despejó dudas, si las tenía, y a partir de ahí fue todo rodado”.

Y la semifinal, a juicio de su entrenador, fue la mejor carrera. “Fue brutal, sobre todo por los nervios de después esperando a ver si pasaba viendo los tiempos de las otras dos semifinales. Antes estuvieron paradas dos horas por la lluvia y fue un día complicado de gestionar. Pero técnicamente fue su mejor carrera. La pena es que la final ya era más tarde, con mucha humedad y frío. Elena me dijo que pensaba que lo pudo hacer mejor, pero ya era rizar el rizo. Lo que logró lo valoraremos en el futuro con distancia porque es muy difícil y porque tiene un mérito enorme”.

Un trabajo bien hecho sin continuidad

Y como decía Eloy, con esta temporada ya terminada cierra todo un ciclo en Fraga. “El año que viene empieza la universidad y tiene que salir. Del atletismo no se puede vivir y va a Valencia, que es donde están los estudios que quiere. Es la guinda al pastel, porque se ha formado en Fraga desde benjamín, y la verdad es que tenemos que reivindicar el que se pueden conseguir estas cosas desde aquí, pero no podemos retener a estos chicos”.

Y se ponía reivindicativo. “No tenemos en todo Aragón un Centro de Alto Rendimiento, ese punto que hubiera hecho que tanto Elena como otros atletas antes no salgan. Pero es lo que hay y quizá habría que planteárselo”.

La hazaña de Elena de ser la primera española en una final de 100 ha tenido una repercusión nacional espectacular, y Eloy se felicita. “No esperaba algo así, pero es necesario y cuesta mucho conseguirla. Es necesario que te den ese ‘bombo’. Hemos demostrado que siendo de un pueblo de 300 habitantes, entrenando en una pista modesta y dirigida por alguien de otro pueblo pequeño, Ontiñena, se puede luchar en una final con las mejores del mundo. Espero que eso pueda ayudar a otros chicos y chicas que viven en sitios pequeños. No es excusa ser de pueblo, hace falta ganas y cosas básicas como tener una instalación y un entrenador”.

Además, explica Eloy Mur, Elena cierra una etapa camino a Valencia y él mismo también pone fin a una trayectoria de quince años como entrenador del Club Atletismo Fraga Bajo Cinca, desde luego que mejor despedida no ha podido tener con este exitazo de su pupila”.

El mejor Mundial

Por otra parte, el cuarto puesto del relevo masculino 4x400, que batió el récord de España con un tiempo de 3:06.91, elevó a trece el número de finalistas (8 primeros) alcanzado en Cali (Colombia) por la selección española de atletismo, cifra récord que supera los diez de Lisboa 1994 y Nairobi 2021, hasta ahora las mejores cosechas españolas.

Los trece puestos de finalista se han repartido en las disciplinas de velocidad, fondo, vallas, obstáculos, marcha, saltos verticales y horizontales, y lanzamientos, entre ellos el de la velillense en los 100. La marchadora oscense Eva Rico fue 21ª en el 10.000 marcha, también un buen resultado aunque lejos de las finalistas.

España acabó el torneo duodécima en la clasificación general por puntos con 38, sólo superada por cuatro países europeos: Alemania (5), Francia (8), Gran Bretaña (9) y Países Bajos (11).

Etiquetas