Deportes

ATLETISMO

Madrona y Riera ganan la Full Moon Villanúa

Cerca de un centenar de participantes en la sexta edición de la carrera nocturna

Momento de la salida con mucha animación
Momento de la salida con mucha animación
YHABRIL

Fue una noche fantástica de verano pirenaico. Cerca de 100 corredores tomaron la salida en una carrera, la Full Moon de Villanúa, en la que conviven la competición, el encuentro social y la fiesta. La gran explanada de El Juncaral se transformó en un espacio de encuentro para disfrutar del deporte con una prueba que cada año gana más adeptos.

Víctor Madrona, en categoría masculina con un tiempo de 19:11; y Yolanda Riera, en femenina con un tiempo de 21:47, lograron el triunfo en la sexta edición del cross nocturno, que se desarrolló bajo la intensa luz de los frontales que portaban los corredores y de una luna que, aún en fase creciente, acompañó a los corredores como si de un faro se tratara. La noche bajo la mole imponente de Collarada (2.886m) fue espectacular, para recordar.

La noche pirenaica dejó imágenes espectaculares.
La noche pirenaica dejó imágenes espectaculares.
Turismo Villlanúa/Yihabril Moro

Les acompañaron en el podio Arnau Brugarola y Ana Casares, segundos, y Manel Vergara y Gala Ortega, terceros en la línea de meta.

Un Madrona exhausto señaló en la meta que ha sido “una carrera muy bonita y muy rápida, con un primer tramo en pendiente en el que tuve que aguantar un poco para tirar al final en las últimas rectas”. Madrona, que participaba por segunda vez en la Full Moon de Villanúa, se cayó a falta de 200 metros para llegar a la meta pero la ventaja que había adquirido previamente fue suficiente para lograr el triunfo.

Yolanda Riera Gironza, por su parte, confesó que había sido una carrera divertida pero también “peligrosa, muy competitiva, con mucho nivel entre los participantes y con una animación espectacular”. Riera, que también corría por segunda vez en Villanúa, reconocía tras cruzar la línea de meta que había llegado a la carrera “sin expectativas y con mucho cansancio, pero al final pude hacer la carrera que quería”.

Podio masculino de la Full Moon Villanúa.
Podio masculino de la Full Moon Villanúa.
Yhabril Moro/Turismo Villanúa

La Full Moon es una prueba corta y explosiva (5 Km. de longitud): transcurre por zona llana, pero mixta, con tramos de tierra y piedras, y por el interior del hermoso bosque de pinos de El Juncaral. El recorrido completa el itinerario del Paseo El Juncaral, regresando al Ecoparque a través de la Cabañera, que es también Camino de Santiago. Es una carrera para atletas federados y con mayoría de edad.

David Dumall, técnico de deportes de Villanúa y director de la prueba, ha valorado muy positivamente el desarrollo de esta edición: “lograr 96 inscritos después del parón de dos años por la pandemia es un muy buen dato. Ha habido muchísimo ambiente tanto en el Ecoparque como en el tramo que transcurre por el Camino de Santiago en Villanua para animar a estos deportistas que decoraban la oscuridad con sus luces frontales”.

Las tres primeras de la prueba celebrada en la noche del sábado al domingo.
Las tres primeras de la prueba celebrada en la noche del sábado al domingo.
Yhabril Moro/Turismo Villanúa

La Full Moon se caracteriza por ser una prueba en la que conviven deportistas de élite con otros que simplemente quieren participar para disfrutar de un entorno inigualable en unas condiciones poco habituales para carreras de estas características: la noche pirenaica. Luis Terrén, alcalde de Villanúa, destacó al respecto que “la Full Moon cada año se reafirma como una carrera única en la que sobre todo llama la atención el espectacular ambiente de convivencia que se respira en una noche fantástica de verano pirenaico. Estamos seguros de que cada año va a crecer más”.

Y ahora, la novedad, El Muro

Después de la Full Moon, Villanúa tiene nuevas citas en su intenso calendario deportivo de verano. Este sábado día 13 de agosto se ha programado El Muro, una de las pruebas más llamativas del calendario estival, que se desarrolla en las 28 gradas del barranco de El Lierde, construidas en su día para su canalización.

Y justo una semana después, el sábado día 20 de agosto, llegará una de las clásicas del verano en el Pirineo aragonés, la popular Subida a la Fuente del Paco, una carrera de montaña sobre un circuito formado en un 60% por pista de tierra, 22% de senda y 18% de asfalto que este año alcanzará su mayoría de edad como una prueba referencia en verano.

Etiquetas