Deportes

MONTAÑISMO

Descubrir el Pirineo puro en Salvaguardia y los portillones de Benasque

Una expedición partió de Besurta para recorrer las sendas que hacen frontera con Francia

Grupo de Peña Guara que realizó la excursión por el pico de Salvaguardia y los portillones de Benasque.
Grupo de Peña Guara que realizó la excursión por el pico de Salvaguardia y los portillones de Benasque.
Peña Guara

El grupo de “TT/AA” de Peña Guara llegó hasta el valle de Benasque dispuesto a recorrer el Pico Salvaguardia y los Portillones de Benasque. Los astros se alinearon ya que la expedición tuvo la suerte de llegar con el autobús hasta la misma plana de la Besurta ( 1.847 m.).

Comenzó la excursión desde ese punto, por una senda bien señalizada y que sale de la misma carretera, en dirección a los puertos de Benasque y la Picada. El día, uno más de este verano atroz en la tierra llana, se presentaba radiante pero, gracias a una ligera brisa, no muy caluroso. No obstante nadie olvidó su buena ración de agua.

Tras un buen rato de ascensión llegamos a una zona de llanos con alguna pequeña charca donde pararon para descansar y almorzar, que ya era la hora, además ya pudieron disfrutar de toda la amplitud de las vistas del valle en todas direcciones, con los picos, Aneto, Maladeta y sus glaciares, en fin una maravilla.

En este punto se retomó la marcha y se dividieron en dos grupos, uno tomó la senda para ascender hacia los dos puertos de Benasque y el otro la que llega hasta el pico de Salvaguardia. Así las cosas el primer grupo se dirigió dirección este por senda pedregosa y empinada hasta alcanzar el primer puerto, el de la Picada (2.596 m.), desde donde se pudo seguir admirando todo el paisaje, ahora incluso de territorio Francés y tras un descanso con fotos espectaculares, dirigirse por otra larga senda dirección oeste al segundo puerto, el Portillón de Benasque (2.445 m.), frontera con Francia.

El otro grupo tomo la senda directa hacia el pico Salvaguardia o Tuca de Cabellut ( 2.738 m.) por la única senda de ascenso que con largas lazadas va ascendiendo hasta llegar a un paso que salvaron bien ya que dispone de sirgas que dan mucha confianza y tras los últimos tramos empinados de ascenso llegar hasta el pico, donde tuvieron las mejores vistas del día con sol y una brisa de lo más amable.

Cada grupo desde su posición comenzó la bajada hacia el Hospital de Benasque, primero hasta el punto de reunión que está bajo el Portillón de Benasque y después por la empinada senda que baja rodeando la Peña Blanca (2.370 m.) y que, tras las muchas lazadas labradas sobre la roca blanca, acabó dándoles algún susto, que afortunadamente quedó en eso.

Tras reponer fuerzas, se retomó la marcha de lols expedicionarios con la vista puesta en el Hospital, bajando hacia el centro del valle y siguiendo el curso inicial del río Esera, hasta que por una pradera llegaron al fin de la excursión en el Hospital de Benasque ( 1.757 m.).

Etiquetas