Deportes

ciclismo/btt

Villanúa vuelve a acoger el Regional de Descenso

Ochenta corredores afrontarán el reto de la espectacular pista DH Lierde, que ha sido ligeramente reformada

Espectacular vista del final del circuito, con Villanúa al fondo.
Espectacular vista del final del circuito, con Villanúa al fondo.
Turismo Villanúa.

Este fin de semana se va a celebrar en la remodelada pista DH Lierde de Villanúa el Campeonato de Aragón de descenso, que va a reunir a ochenta corredores procedentes de Aragón, Catalunya, País Vasco, Navarra y Francia.

La prueba de Villanúa es una de la más espectaculares del calendario aragonés de descenso (Down Hill) BTT. El circuito de Lierde, que tiene doscientos metros de longitud y destaca porque ha sido trazado a mano (sin el uso de maquinaria), ya acogió el pasado año el Campeonato de Aragón con unos resultados magníficos y la aprobación entusiasta de todos los participantes. Este año, con ligeras reformas, volverá a ser escenario del trepidante descenso de los riders por el bosque del monte Lierde.

La salida está situada a 1.208 metros y la llegada a casi 1.000, generando un descenso de 220 metros en el que se encuentran peraltes y saltos espectaculares que culminan en el bautizado como “Escalón Hillary” (en honor del primer hombre que ascendió a la cima del Everest), el obstáculo más importante justo antes de llegar a la meta. Según David Dumall, director de la prueba, “este accidente casi al final junto con el último salto pueden decidir el resultado de la carrera en función de la habilidad de los corredores para acometerlo”.

El Campeonato es para las categorías cadete, élite-sub23, júnior, máster 30, máster 40, máster 50, máster 60 y sub 23 femenina. El número de participantes está limitado a ochenta para facilitar la logística de la organización.

Es una prueba por mangas y en cada una de ellas hay que remontar a los participantes en vehículo hasta la línea de salida desde la meta a través de la pista auxiliar paralela al circuito.

El campeonato está organizado por la Federación Aragonesa de Ciclismo con la colaboración de Villanúa Deporte y el CC Edelweis de Sabiñánigo.

La línea de meta y el padock de los participantes estará ubicada en la urbanización La Viña y será el mejor punto para que el público pueda ver a los participantes, ya que a lo largo del descenso apenas hay tramos para ver la prueba.

Koldo De Mues, diseñador del circuito de Villanúa, destaca que es un trazado “hecho a partir de una vieja pista en desuso que se utilizaba en su día para bajar troncos. Con los permisos necesarios empezamos hace cuatro años a acondicionarla, construyendo saltos, peraltes y apoyos. Fue un trabajo largo, hecho a mano, sin grandes pretensiones. Pero ha acabado convertido en un circuito capaz de organizar por dos años consecutivos el Campeonato de Aragón”.

Los favoritos en la modalidad masculina son Jon Pardo, que ya ganó el pasado año en Villanúa, y Mario Palacio.

Pardo logró entonces un tiempo de 2.05.48. Según De Mues, el circuito está trazado para cubrirse entre 2 y 3 minutos, en función de la pericia de los riders, por lo que el tiempo conseguido el pasado año por Jon puede considerarse espectacular”. En categoría femenina destaca el alto número de inscripciones respecto a la edición anterior: “para mi ésta es una de las grandes noticias. La otras es que entre los inscritos los que más abundan son corredores de menos de 23 años”, señala Koldo De Mues.

El domingo 9 de octubre, la jornada comenzará con una manga de reconocimiento, de 9:00 a 10:00 horas. La manga clasificatoria se desarrollará de 10:30 a 11:30 y la manga final comenzará a las 12.00. Toda una mañana de domingo para disfrutar con la modalidad más espectacular de la BTT, el Descenso.

Etiquetas