Deportes

BALONMANO

El Bada Huesca trata de progresar y sumar en la pista del Ademar León

Necesita mejoría defensiva y manejo de los tiempos para batir a un rival duro

Bada quiere seguir sumando puntos a domicilio, aunque en León lo tendrá algo más difícil.
Bada quiere seguir sumando puntos a domicilio, aunque en León lo tendrá algo más difícil.
LOF

El Bada Huesca tiene una dura visita al Abanca Ademar León, ante el que necesitará dar un paso adelante para optar a puntuar.

El equipo oscense se ha mostrado algo irregular en lo que va de liga. Ha competido en todos los encuentros y está consiguiendo sumar puntos. Pero hoy en León necesitará algo más.

De momento, el equipo ha puntuado contra equipos de la zona baja de la tabla y se mide hoy a un Ademar que ha comenzado fuerte y que aspira a luchar por las plazas europeas.

En el lado positivo, los oscenses se han mostrado competitivos fuera de casa, ganaron en Torrelavega y Pontevedra y pelearon hasta el final por puntuar en Logroño, de lo que no estuvieron lejos pese a ir a remolque casi todo el encuentro. En ese sentido, parece que se han sentido menos presionados actuando como visitantes que jugando contra su afición.

El Bada Huesca ha encajado muchos goles últimamente. Buena parte ha venido de unos ritmos de juego endiablados en los partidos, pero también hay que anotar en la dificultad que está teniendo el equipo para frenar a los rivales y secar su anotación durante tramos más o menos largos del partido.

En ese sentido fueron reveladoras las últimas primeras partes, con guarismos cercanos a los veinte goles encajados y metidos. Pero también el final del último encuentro contra Sinfín. En el desenlace se produjo un intercambio de goles en las cuatro acciones de cada equipo y solo en la última del Sinfín fue capaz el Bada de romper la tónica para sumar un punto.

La fortaleza atrás que el equipo ha mostrado en otras campañas está aún por llegar y se está haciendo esfuerzos en esa línea. Hoy en León toca dar un paso adelante y ajustar el funcionamiento de la defensa. Y, por supuesto, que la portería aporte. Lo ha hecho en los dos últimos encuentros, con Terçariol en Pontevedra y con Arguillas contra el Sinfín, al menos por fases.

Sin éxitos defensivos, además, no se puede aprovechar la posibilidad del contraataque, el medio más efectivo para romper los duelos.

El ataque, curiosamente y pese a los múltiples cambios en la primera línea está siendo en cambio bastante eficaz, con el único déficit importante en las pérdidas de balón. Eso sí, está dependiendo del liderazgo de algunos jugadores y concretamente de Miguel Malo, en un momento sensacional, y de Dijá y de la conexión con Iván Montoya y la buena definición que están teniendo los extremos. Pero necesita algo más del resto de laterales y centrales, tanto para ser menos previsible como para añadir opciones a su juego.

Y, en líneas generales, el Bada necesita también una gestión mejor de los momentos de partido y saber cuando hay que acelerar o frenar.

Enfrente va a tener hoy un Ademar León potente. Siempre ha tenido mentalidad de equipo grande y las composiciones de su plantilla y sus condiciones físicas lo atestiguan.

Este año le refuerza notablemente el central Juan Castro, que regresa a su casa, tras experiencia en el extranjero y que maneja al equipo y es capaz de resolver. Tiene poderío lanzador en la primera línea con David Fernández, Virbauskas o Boskos y pivotes fuertes y difíciles de parar, además de su tradicional juego al contraataque con unos extremos veloces.

Etiquetas