Deportes

balonmano/asobal

El Bada, con la exigencia de aprovechar los momentos y rematar

El equipo necesita romper la mala racha este domingo ante el Puente Genil 

Ignacio Suárez, en el encuentro del pasado fin de semana contra el Benidorm.
Ignacio Suárez, en el encuentro del pasado fin de semana contra el Benidorm.
Javier Navarro

El Bada Huesca necesita dar un paso más en su juego y conseguir este domingo los dos puntos contra el Puente Genil en el Palacio de Deportes.

Al equipo oscense no se le puede negar su competitividad, que le ha permitido luchar y tener opciones en todos los encuentros de la liga hasta ahora. pero necesita convertir su juego y sus capacidades en puntos y es algo que se le ha resistido, especialmente en el Palacio de Deportes.

Los ocho puntos después de las doce jornadas disputadas empiezan a suponer ciertas urgencias respecto a los resultados.

El Bada ha tenido en casa prácticamente todos los partidos para ganarlos, pero sólo lo ha conseguido en una ocasión, contra el Guadalajara (34-26)..

Pero ha perdido contra el Valladolid (29-32), el Anaitasuna (41-42) y el Benidorm (28-29) por un solo gol o empatado contra el Sinfín (32-32) y caído con más claridad con el Granollers (31-36).

Los de Nolasco, entre un juego apreciable y por momentos notable, han tenido dos problemas para ganar: uno de ellos, aprovechar los momentos en los que tenían ventaja y romper los partidos de forma definitiva y otro, fallar en los finales.

El entrenador del Benidorm, Fernando Latorre, dijo tras la derrota oscense del pasado sábado: “no han conseguido tomper el partido”. Y es que los oscenses han tenido ventajas de dos o tres goles avanzadas las segundas partes en duelos que se les han acabado escapando.

El Bada se ha manejado regular o mal en ventaja y mucho mejor cuando iba a remolque y en la obligación de recuperar, algo que sí ha sabido hacer..

Tampoco ha estado del todo fino en los finales de partido. Ha habido precipitación en algunos momentos cuando el éxito parecía más cerca, aunque también se han rescatado algunos puntos, como la victoria de la primera jornada en Torrelavega, o los empates de Cuenca y contra el Sinfín.

Son dos aspectos que hay que tratar de ir resolviendo y que en un equipo muy joven y con escasez de experiencia tiene su justificación.

Tampoco se puede olvidar que el equipo no ha conseguido aún la consistencia defensiva que le ha caracterizado en temporadas pasadas y que sigue tratando de alcanzar en un año en el que el juego se ha acelerado por parte de todos los equipos de la liga.

Etiquetas