Baloncesto

BALONCESTO - LEB ORO

El control del rebote, asignatura pendiente de Levitec Huesca

El equipo peñista lleva once partidos sin coger más rechaces que el rival y en algunos de los últimos las diferencias con los contrarios han sido decisivas

El control del rebote, asignatura pendiente de Levitec Huesca
El control del rebote, asignatura pendiente de Levitec Huesca
P.S.

HUESCA.- La principal asignatura pendiente del Levitec en las últimas jornadas está siendo la lucha por el rebote. Los peñistas llevan sin coger más rechaces que el adversario desde la undécima jornada, en la que superaron al Barcelona en esa faceta. Después, sólo en una ocasión han quedado igualados, contra el Leyma Coruña, mientras que han cogido menos rebotes que su rival en sus otras diez comparecencias.

El problema es que en bastantes de ellas la diferencia ha sido notable y el rival ha contado con un buen número de posesiones extras o incluso de canastas fáciles, lo que ha resultado decisivo en algunos encuentros, como los dos últimos perdidos en casa contra el Retabet Bilbao y el Iberojet Palma.

Los pívots de referencia de los rivales han conseguido en las últimas semanas un buen número de capturas bajo el tablero peñista. Ha sido el caso de Daniel Trist en el último encuentro, pero antes también de Larsen, Lammers o Demetrio, del Bilbao; de Pep Ortega, del Prat; Fran Guerra, de Palma o Sergio de la Fuente, del Valladoli.

Se trata de un asunto sobre el que se están insistiendo de forma repetida, pues no sólo afecta a la defensa del equipo, con las citadas ocasiones adicionales para los rivales, sino también a un ataque que cuando el rival coge un rebote ofensivo pierde la opción del contraataque o el juego rápido en transición. Guillermo Arenas ha achacado al rebote el descenso de puntos del equipo en los últimos tiempos.

Y la solución pasa por un trabajo colectivo, con máxima atención de los interiores, pero también con la contribución de ls exteriores para cerrar el camino al rebote de los rivales.

En el último partido en Cáceres el Peñas consiguio ganar, pero no controlar del todo el rebote. El equipo rival cogió 33 rebotes, diez de ellos de ataque, por los 30 del Peñas, 7 ofensivos.

En el partido anterior con Bilbao, el Peñas sufrió una sangría importante en este apartado. Los vizcaínos cogieron 49 rebotes, 18 fueron de ataque. Y el equipo local sólo pudo coger 28, seis ofensivos.

El Peñas venció en la pista del colista, el Prat, pero no fue a ttravés de la contienda por los rebotes. Los locales cogieron 32, diez de ataque, por 31 de los peñistas, con 4 bajo el aro rival.

Mucho más notable y, probablemente decisiva, fue la diferencia con Palma en el Palacio. Los baleares cogieron 38 rebotes, 14 de ataque, por los 26 de los peñistsa, con sólo 4 en ataque.

En la visita al líder, el Betis, los oscenses realizaron 30 capturas por 38 del rival, con igualdad en las segundas opcione, con 11 para ambos.

Pero antes en Valladolid, el Peñas había sucumbido de nuevo con claridad: 46-33, con 13-9 en los ofensivos.

UN RETO ANTE PALENCIA Y SIN RAUNO NURGER

Con Palencia los peñistas deberán estar especialmente atentos al rebote, pues los castellanos tiene un fuerte juego interior. Gustys está siendo su principal reboteador en ataque, pero también pueden hacer daño en esa faceta Cvetinovic, Kone, Otegui o incluso Vasturia.

El Peñas tendrá, además, la ausencia de su principal reboteador en la liga, Rauno Nurger. Queda como único 5 Philipp Hartwich, que puede tener ayudas puntuales de Demetrio. Y deben ganar importancia las aportaciones de Gjuroski y Karahodzic en ese plano.

VICTORIA DE ESTONIA

Rauno Nurger ganó con Estonia a Serbia por 71-70. Nurger jugó casi 25 minutos, metió 9 puntos y cogió tres rebotes.

Stojan Gjuroski perdió con Macedonia por 65-53 ante Rumanía. El ala-pívot jugó 16 minutos, en los que anotó 5 puhntos y cogió 4 rebotes. Pese a elo, Macedonia mantiene el primer puesto gracias al basket-average contra los rumanos.

Etiquetas