Baloncesto

BALONCESTO - MUNDIAL CHINA 2019

España sufre pero gana y está ya en la segunda fase

Los de Scariolo volvieron a arrancar mal pero se repusieron gracias a Gasol y Llull y aseguran el liderato de grupo

España sufre pero gana y está ya en la segunda fase
España sufre pero gana y está ya en la segunda fase
EFE

PUERTO RICO 63

ESPAÑA 73

Puerto Rico (21+14+10+18): Browne (11), Díaz (5), Franklin (2), Huertas (7) y Balkman (6) -quinteto titular-, Pineiro (2), Clemente (2), Collier (6), Rodríguez (9), Clavell (13) y Mojica.

España (17+19+21+16): Ricky (17), Rudy (5), Claver (7), Juancho Hernangómez (8) y Marc Gasol (19) -cinco inicial-, Colom (2), Ribas, Willy Hernangómez, Oriola (6), Llull (9) y Rabaseda.

Árbitros: Weiland (CAN), Poursanidis (GRE) y Boyer (AUS). Eliminaron por faltas a Gary Bowne.

Incidencias: partido de la segunda jornada del Grupo C en el Mundial de China disputado en el Guangzhou Gymnasium de Cantón ante unas 8.500 personas.

CANTÓN.- Con más pena que gloria, España selló su pase a la segunda ronda del Mundial y el liderato del Grupo C en una actuación espesa y gris, marcada por su desacierto en el tiro y las imprecisiones, frente a una selección de Puerto Rico que soñó con el triunfo pero se quedó sin fuerzas al final (63-73).

Los puntos de Marc Gasol y Sergio Llull tras el descanso y la mejoría defensiva final permitieron el despegue de un equipo negado desde el perímetro, que solo anotó cuatro de sus treinta triples.

En los dos primeros cuartos volvió la España más espesa, a la que no le salía nada en ataque, falta de ideas y negada ante el aro.

Los cambios en el banquillo español paliaron algo la situación, pero si en el estreno el porcentaje de acierto desde el triple fue del 51 por ciento, en el primer cuarto bajó a un paupérrimo 13 por ciento (1/8) y los lanzamientos de dos tampoco resultaban alentadores (5/13).

España no estaba bien pero al menos solo perdía por cuatro (21-17) al final de un mal primer cuarto, más típico de un partido de preparación que de una actuación mundialista, en el que se vio superada por un rival que atacaba con alegría y le plantaba cara en cada acción con un baloncesto sencillo pero efectivo.

En la reanudación España seguía negada desde la línea de 6,75, por lo que tiró de Pierre Oriola para, a base de garra bajo el aro boricua, evitar el despegue de Puerto Rico.

La brecha era mínima, pero las sensaciones eran muy diferentes en unos y otros y el partido transcurría entre pérdidas, imprecisiones y nuevos errores.

Hasta que llegó una suave reacción española que le bastó para enlazar un parcial de 9-0 con el que retomó el mando del partido y llegó por delante al descanso.

Cinco puntos de Marc Gasol le dieron oxígeno para mantenerse arriba aunque los triples seguían sin entrar y el partido se mantenía muy abierto, con los boricuas a solo dos puntos en el ecuador del tercer cuarto y Scariolo pidiendo otro tiempo muerto para ordenar ideas.

A partir de ahí, España se aferró a Gasol y tiró del acierto de Sergio Llull para ir cimentando su redención. Dos canastas seguidas del escolta balear culminaron los mejores minutos de su equipo y despejaron el panorama, a lo que también contribuyó la mejoría en defensa.

Los de Eddie Casiano lo siguieron intentando en los diez minutos finales en busca de un milagro como el vivido ante Irán, pero el intercambio de canastas no le favorecía.

Con una jugada personal, Gian Clavell dejó la diferencia en seis con un minuto y medio por jugar, pero Puerto Rico ya no tuvo fuerza para más y acabó cediendo su primera derrota en el torneo y dando el pase a España a la siguiente ronda.

Etiquetas