Baloncesto

BALONCESTO - LEB ORO

Importante victoria de Levitec ante el Liberbank en Oviedo (74-84)

Destacado estreno de Alec Wintering

Importante victoria de Levitec ante el Liberbank en Oviedo (74-84)
Importante victoria de Levitec ante el Liberbank en Oviedo (74-84)
T. F. /OCB

OVIEDO.- Levitec Huesca se llevó la victoria en una de las pistas complicadas de la categoría, un Pumarín que vio cómo los de su exentrenador Guilllermo Arenas se imponían por 74-84. Los oscenses conocían bien al rival y supieron jugarle, haciendo que estuviese en todo momento incómodo.

Pumarín echaba de menos a Fran Cárdenas, y ya se lo hizo ver en la presentación. El base lo agradeció ofreciendo lo mejor de su repertorio, echándose el equipo a la espalda y luciendo sus armas. Suya fue la primera canasta, además desde los 6,75. Asistencias y buen juego para ayudar a su equipo hasta que se fue a descansar después de una asistencia por detrás a Skara para poner ocho arriba al Huesca en una jugada de dos más uno bien aprovechada.

El equipo, además, mostraba la solvencia esperada en la defensa. Se fue al final de los primeros diez minutos cinco arriba, 15-20, rematando el trabajo con una jugada desde su zona cuando quedaban cinco segundos y canasta de Grabauskas.

Wintering se encargó de abrir el marcador en el segundo cuarto también desde los 6,75 y Tamayo hizo la segunda. El Huesca era superior y se iba once arriba. Javi Rodríguez recurrió a un tiempo muerto para intentar frenar a los de Arenas y lo consiguió solo un poco.

Skara volvió a demostrar su calidad como en el primer cuarto y lideró la anotación ante un Oviedo flojo en defensa y que tenía a Arteaga ligeramente tocado y cargaba enseguida de faltas a Wright, mermando su juego interior. Pese a todo, los ovetenses lograron recortar distancias y el técnico peñista paró el partido en otro tiempo muerto. Cuatro puntos separaban a los dos equipos al llegar al descanso. Cárdenas aprovechó los últimos cuatro segundos, la última posesión, para irse al aro rival y anotar, pero los árbitros decidieron que había sido fuera ya de tiempo.

El Oviedo que volvió a la pista tras el descanso fue distinto, más centrado en defensa y poniendo en apuros al Huesca. Jakstas puso a los locales por delante y el partido se centró en la defensa, con poca anotación. Arenas recurrió a un tiempo muerto para intentar recuperar sensaciones, pero no lograba despegar al rival. Ni gracias a Skara, que anotaba incluso con Jakstas colgado del brazo. Junto a él, el recién llegado Wintering daba un recital, pero el Oviedo plantaba cara. Grabauskas comenzaba ya a dejar su firma en cada acción y tras un robo de Tamayo que remató con acierto Wintering, los oscenses recuperaron cuatro de ventaja, 51-55, para afrontar el periodo decisivo.

Y fue Wintering el que abrió el marcador. No fue de triple, pero sí de tres. Una falta en el lanzamiento que le otorgó tres tiros libres que aprovechó. A él se unió Grabauskas, que sumó cinco puntos para un parcial de 0-8 que empezaba a dejar las cosas muy de cara. Tamayo se unió a la fiesta y un triple suyo llevó a la máxima diferencia, trece puntos, 55-68.

Aunque los ovetenses recortaron y parecieron ponerse a tiro, el Levitec supo manejar los tiempos. Había que tener el balón, dejar pasar el tiempo y defender. A ello se aplicaron con Cárdenas, Wintering y Carter en pista, tres jugone. Los dos últimos minutos se pasaron cuidando la renta.

Etiquetas