Baloncesto

BALONCESTO - LEB ORO

Levitec Huesca, superado y sin acierto en la segunda mitad

Los verdiblancos, negados en ataque, se diluyeron tras el descanso

Levitec Huesca, superado y sin acierto en la segunda mitad
Levitec Huesca, superado y sin acierto en la segunda mitad

GRANADA.- Levitec Huesca no termina de encontrar la regularidad y este sábado cayó de forma clara ante un rival directo que atravesaba una muy mala racha de resultados y ahora se da un respiro. Los oscenses bajaron mucho su nivel tras el paso por los vestuarios y fueron superados de forma contundente. Cuarta derrota consecutiva. Urge una reacción.

El Huesca no entró bien al partido, con un parcial de 6-0 que hacía pensar en partidos anteriores. Carter frenó la sequía y tomaría la responsabilidad para un equipo que reaccionó bien y consiguió imprimirle mayor velocidad a sus ataques para colocarse 8-6.

Dos triples consecutivos de Skara y Carter significaron la primera alternancia en el marcador, 10-12 peñista, pero contra todo pronóstico el equipo se volvió a frenar y pese a que reboteó en ataque no encontró los puntos.

En el segundo cuarto Carter, el mejor de Levitec este sábado, no tardó en acertar de tres, pero Iriarte no sólo le respondió en segundos sino que además siguió anotando desde más posiciones e imparable por momentos. El Peñas apretó los dientes en defensa y buscó el juego coral para ser más compacto y peligroso. También la velocidad y un Skara letal desde el tiro libre colaboraron para firmar dos minutos a un gran nivel que volvían a darle la vuelta a la tortilla, 27-28 superado el ecuador del segundo cuarto.

El Granada tiró entonces del triple. Marín e Iriarte acertaron de seguido, y Watson machacó el aro con violencia (32-28). Pero los oscenses no se amilanaron y apretaron el electrónico hasta irse al descanso solo uno abajo.

En el reinicio al Huesca le costó atacar de entrada pero Carter siguió liderando a los suyos y el electrónico no tardó en bailar de nuevo (37-38). Pero Granada tiró de Guille Rubio por dentro y Cobos por fuera. Golpe anímico para un conjunto foráneo que en esta oportunidad sí lo acusaría sobremanera, porque sin bajar demasiado su nivel defensivo, sí quedó completamente seco en lo ofensivo y eso, en un momento de partido como el que se atravesaba, podría resultar letal (51-38). Cinco minutos después de los últimos puntos Vucetic anotó dos tiros libres, pero el final de cuarto tampoco sería bueno. Al final 51-42.

En el cuarto y definitivo los oscenses no recuperaron la precisión y además su juego ofensivo continuó previsible y poco claro. No sólo eso, un Kapelan que ya se había despertado desde el triple en el cuarto anterior volvió a ver aro desde la larga distancia y al poco su compañero Manu Rodríguez hacía dos más seguidos.

Tres mazazos en menos de minuto y medio que resultaron definitivos (60-43). Aunque Peñas Huesca apeló a la heroica y Olin Carter y Skara respondieron en segundos también de tres, a los de Guillermo Arenas les faltaba regularidad para poder ser realmente competitivos. El marcador reflejaba ya un complicado 60-51 antes del cinco de este periodo y Granada paró el partido para recomponer la figura.

Entonces, en ese momento transcendental los granadinos se agarraron a la veteranía y saber hacer de un experimentado Guille Rubio para cerrar definitivamente la pelea y obligar al Huesca a jugársela desde la distancia más lejana sin suerte alguna, ya que ayer los triples apenas entraron.

Etiquetas