Baloncesto

LEB ORO

Un Levitec Huesca en precario, a aguar la fiesta de Marc Gasol

Llega sin refuerzos tras la salida de Omoerah y Andrejevic, pero tiene la opción de dar caza a un rival directo 

El estreno de Marc Gasol, en el entrenamiento del Girona de este jueves en la imagen, centra la atención del duelo.
El estreno de Marc Gasol, en el entrenamiento del Girona de este jueves en la imagen, centra la atención del duelo.
Sergi Geronés/Basquet Girona

El Levitec Huesca La Magia juega este viernes en Girona en un encuentro marcado por el estreno de Marc Gasol con el equipo local. El ‘aterrizaje’ en la LEB Oro de un jugador que ha sido una estrella mundial, campeón de la NBA y del Mundo y Europa con la selección española, entre otros muchos logros, atrae los focos del baloncesto nacional hacia la pista de Fontajau.

Y el Peñas trata de no ser el convidado de piedra o la víctima propiciatoria, sino hacer como cantaba Rosendo: ser un poco impertinente y caer un poco mal. Todo ello, para buscar el triunfo. No hay que perder de vista, que pese al relumbrón del fichaje de Gasol, el equipo gerundense lleva sólo una victoria más que los oscenses: dos. Y ha perdido sus últimos siete encuentros.

Si la temporada se le está haciendo muy cuesta arriba al equipo peñista desde el inicio, este viernes llega más justo todavía. Las salidas de Aleksandar Andrejevic y de Keith Omoerah no se han cubierto dos semanas después de producirse y el equipo vuelve a jugar con recursos exiguos: ocho jugadores de la primera plantilla (nueve si llega un Pablo Ferreiro que estaba casi descartado) y el apoyo del canterano Pablo Gella.

El técnico Sergio Lamúa se mostraba muy crítico este jueves con la falta de refuerzos, que cree que contrasta con el esfuerzo del grupo. En todo caso, el equipo tratará de que sea suficiente y acude a Gerona con intención de “competir” y luchar por la victoria.

Como viene siendo habitual el juego interior es el punto débil de los oscenses, que sólo tienen para esos puestos la solución natural de Jaime Fernández y a Aitor Etxeguren o el recurso de resituar a Jorge Lafuente o Ander Urdiain y jugar hasta con cinco pequeños. La cuestión es que la diferencia física no sea demasiado pesada para los de Sergio Lamúa.

El entrenador avisa de que el Girona es mucho más que Marc Gasol, que seguro que le enriquece con su juego y le ofrece más poderío dentro, pero también más capacidad de generación. Pero los locales ya tenían poderío reboteador en ataque, con jugadores como Jawara o Schaftenaar, un buen juego sin balón y la capacidad de generar desde el bloqueo de sus veteranos bases Albert Sabat y Josep Franch.

El Levitec tratará de alargar los buenos minutos que ha ofrecido en otros encuentros y reducir y eliminar los bajones que ha sufrido en lagunas de los últimos finales. Contra ello va su corta rotación, pero está obligado a mantener la intensidad de principio a fin.

También necesitará tener un buen acierto exterior, que ha sido su principal arma para sostenerse ofensivamente y tener una buena producción. Pero, sobre todo, estar firme defensivamente, evitando las canastas fáciles del rival y manteniendo el tipo en los uno contra uno.

Etiquetas