Baloncesto

BALONCESTO - RESUMEN DEL AÑO

De la salvación del Levitec a luchar por sobrevivir

Levitec Huesca La Magia mantuvo la categoría tras una reacción y un final de infarto

Levitec Huesca celebra la última victoria de la campaña pasada, que acabaría dándole la salvación.
Levitec Huesca celebra la última victoria de la campaña pasada, que acabaría dándole la salvación.
Pablo Segura

El Levitec Huesca La Magia cierra un año 2021 muy complicado a todos los niveles y en el que la alegría de la salvación de la categoría in extremis ha dado paso a la preocupación por la supervivencia del club, al que ahoga la deuda y que ha emprendido una campaña de apoyo para hacer factible una continuidad que está en peligro.

Deportivamente ha sido un año muy duro, aunque con la alegría de la permanencia en la LEB Oro en la última jornada de la temporada pasada. Una salvación que llegó en el último segundo de la temporada y por persona interpuesta.

Un increíble triple del jugador del Murcia Diego Kappelan, dio la victoria a su equipo en Ourense el martes 18 de mayo, nueve días después del último partido del Peñas, que descansaba además en la última jornada. Ese 77-78 mandó al Ourense a LEB Plata y permitió festejar al Peñas una salvación que costó mucho esfuerzo y una notable reacción en la segunda fase.

El mes de enero confirmó la mala situación del equipo y los problemas para competir que se arrastraban desde el comienzo de la temporada. Tras tres encuentros, dos derrotas contra el Murcia y el Girona, con una victoria en medio contra el Canoe, fue destituido el técnico madrileño David Gómez. El equipo marchaba con sólo tres victorias y diez derrotas y lo más preocupante es que se iba lastrando de cara a la pelea por la salvación en la segunda fase.

De forma interina dirigió el equipo Carlos Lanau contra el Alicante en un partido que ganó el equipo oscense, lo que dio una inyección de ánimo antes de la llegada del nuevo técnico, el gallego Óscar Lata.

Era esta una apuesta por un entrenador que había hecho gran parte de su carrera como segundo de Sito Alonso, ya desde sus tiempos en Monzón y, sobre todo, en la Liga ACB.

La llegada de Lata sirvió para que el equipo mejorara su nivel competitivo e hiciera un baloncesto más consistente. Perdió los partidos contra Palma, Castelló y Almansa, que fueron al grupo de arriba, pero supo ganar el último contra Lleida, que contaba para la segunda fase, a la que se pasó con un aceptable balance de 4-4.

La salvación estaba cara pues descendían cuatro de los nueve equipos de la segunda fase. Y fue un carrusel de emociones, pues el equipo consiguió hacerse fuerte en casa y ganar a Tizona, Cáceres, Melilla y Ourense. La aportación del ala-pívot Michael Moore, fichado para este tramo final, la aportación creciente en ataque de Kimbal Mackenzie y el esfuerzo general resultaron decisivos.

Pero fuera no acabó de lograr una victoria y ello le impidió conseguir la tranquilidad. La logró finalmente en su última opción, en un aplazado contra el Ourense, al que ganó dos encuentros en cuatro días. Pero con todo, quedó a expensas de la última jornada, en la que descansaba y de partidos aplazados. Y después de torcerse mucho la situación el Murcia la arregló en Orense.

Al final, el Peñas se salvó con un balance de 9 victorias y 7 derrotas y en la tercera plaza del grupo por la permanencia. Con las mismas cifras concluyeron Girona, Melilla y Ourense, que fue el que descendió, al tener los peores resultados en una liguilla con los anteriores. Murcia acabó primero y pasó al playoff. Y en este sería el Breogán el que acabó ascendiendo.

De cara a la presente temporada, el Peñas trató de conseguir la continuidad de Óscar Lata en el banquillo, pero este optó por volver a ser segundo de Sito Alonso en Murcia.

Había que montar un proyecto casi desde cero. Y finalmente la base del mismo fue un acuerdo con el Casademont Zaragoza, por el que llegarían cedidos tanto jugadores como el entrenador Sergio Lamúa, que había sido ayudante en el equipo zaragozano durante varias campañas y anteriormente había dirigido al Navarra en Leb Oro.

Hubo problemas desde el inicio en la confección de la plantilla y especialmente en el puesto de 5, Javier Justiz, que apuntaba a incorporación estrella no se recuperó de una lesión. Y el equipo no acertó a la hora de ocupar este puesto, primero apostando por Gracin Bakumanya y probando a otro jugadores que ni siquiera inscribió, Micaiah Henry, y añadiendo posteriormente a Aleksandar Andrejevic.

Llegaron los jóvenes del Casademont cedidos Jaime Fernández, Ander Urdiain y Aitor Etxeguren y las incorporaciones por fuera de Ayoze Alonso, Devon Van Oostrum y Keith Omoerah y un 3/4 como Maverick Rowan.

Al equipo le faltó consistencia desde un principio, especialmente bajo los aros, y eso le ha lastrado de forma importante.

Enlazó siete derrotas en el inicio y rompió la tendencia ganando en duelo de colistas al Palma. La salida de Keith Omoerah y Andrejevic y la entrada del base del Casademont Javi García y el veterano pívot Xavi Rey, ha ofrecido una sensación de mejoría y traído la segunda victoria, aunque deberá confirmarse en enero.

Y, por otro lado, el club lanzó recientemente una campaña en la que pide ayuda para sobrevivir a una situación económica crítica. La campaña anterior dejó un déficit de más de 200.000 euros que se unía a una deuda importante que se arrastraba ya y que se acerca a los 600.000 euros.

La directiva cifra en cerca de 200.000 euros lo que se debe recaudar para hacer frente a los pagos más urgente y poder así acabar la temporada y tener la posibilidad de seguir adelante.

En las categorías regionales, las competiciones parecen recuperar esta campaña la normalidad, tras una campaña a medio gas. Recientemente recibieron premios de la FAB el Peñas y el CBF HUesca por su 40 aniversario, y a La Murga por su formación y Eva Castel por su trayectoria. Y ha destacada individualmente la barbastrense Marina Mata, convocada por la selección española sub-17. 

Etiquetas