Baloncesto

leb oro

Levitec cae en Oviedo y dice adiós a la categoría de manera matemática

Un mal arranque de partido ha vuelto a ser un lastre insalvable para los de Lanau

Alonso, el mejor peñista en Oviedo, intenta penetrar hacia canasta
Alonso, el mejor peñista en Oviedo, intenta penetrar hacia canasta
Santiago Canaveras/ CB Oviedo

Levitec Huesca La Magia ha perdido este sábado en la pista del Oviedo por 91-73 y la derrota ha supuesto de manera matemática el descenso de los verdes a Leb Plata. Una noticia triste, que por más que desde hace semanas fuera ya solo cuestión de tiempo no deja de doler. Se ha puesto de este modo fin a once temporadas en la segunda categoría del baloncesto español, aunque ahora quedarán por delante seis partidos para cerrar una temporada ya sin ningún aliciente.

La puesta en escena del partido ha sido fundamental. Como ya ha ocurrido en demasiados partidos esta temporada, Levitec ha comenzado con mal pie, algo descentrado, y se ha encontrado con un rival que ha salido con el cuchillo entre los dientes. La consecuencia, un parcial de 9-0 en apenas minuto y medio que ha llevado a Carlos Lanau a pedir el primer tiempo muerto.

Por fin el Peñas ha anotado por medio de Alonso, su mejor hombre este sábado, pero Oviedo, sobre todo por medio de Lundqvist y McDonnell, jugaba a lo que quería y ha dominado los dos lados de la pista. En los últimos minutos del cuarto Levitec ha empezado a ver más aro, pero Oviedo seguía lanzado y ha terminado el cuarto con un ya claro 31-19. Doce puntos de desventaja en diez minutos.

Pero este Peñas lleva demostrando toda la temporada que tiene orgullo y coraje y se ha agarrado a la pista. Con más corazón que otra cosa los peñistas han tratado al menos de la que la diferencia no aumentara, aunque al descanso los asturianos ya ganaban de 17 y habían superado los cincuenta puntos.

El partido ha estado finiquitado desde mucho antes de terminar. El Peñas seguía intentándolo, pero como ha ocurrido toda la temporada, el equipo da para lo que da, y le cuesta un mundo anotar. Solo Alonso ha tirado del carro con sus puntos, pero el resto del equipo ha estado especialmente fallón, y ahí están los porcentajes en tiros como ejemplo.

Oviedo tampoco ha hecho mucha sangre y ha ido rotando el banquillo, y con todo al final del tercer cuarto su ventaja ha superado por primera vez los veinte puntos. Estaba todo dicho.

El último cuarto ya ha estado de más, con los dos equipos ya claramente con menos intensidad y el Peñas sin capacidad de reacción. Los minutos han pasado, ha llegado el final y el ya citado descenso matemático en otro partido muy gris. Quedan seis jornadas, pero habrá que empezar a pensar ya en la temporada que viene más que en esta.

Etiquetas