Baloncesto

baloncesto/leb oro

Levitec Huesca "preparado y mentalizado" para el final de liga

Carlos Lanau quiere un ritmo alto ante un Alicante que llegará con bajas al duelo del sábado

Kumpys juega su segundo partido con el Levitec Huesca, tras un prometedor estreno.
El Levitec tratará de acabar bien la temporada
PABLO SEGURA

El entrenador del Levitec Huesca La Magia, Carlos Lanau, considera que el equipo llega a este final de temporada con motivación y ganas de acabar bien.

“No veo a los jugadores ansiosos por acabar”, comenta y explica que a veces cuesta mantener la motivación cuando los objetivos no se han cumplido. En este caso, el equipo sabía desde hace tiempo que iba a descender y no ha tenido “ese estrés” ni esa tensión que puede provocar el deseo de que acabe la temporada. “La trayectoria indica que el equipo va preparado y mentalizado a los partidos y que se aplica” y cree que es algo que se va a mantener hasta el final, aunque con Estudiantes no pudieran optar al triunfo.

Y comenta que van "a competir” y con la misma idea tanto este sábado en Alicante como en los siguientes partidos contra el Iraurgi y el Prat, que se van a estar jugando la permanencia. Señala que los dos últimos tendrán mucho en juego, pero que el Peñas los afrontará con motivación y “si es decisivo, así es la competición”.

Además, Lanau niega que los jugadores puedan estar más pendientes de estadístcias personales de cara a buscarse un futuro equipo. “Todos son conscientes de que para que luzcan, lo primero es que el equipo compita y si puede, gane”.

Para empezar el equipo viaja este viernes a Alicante para jugar el sábado ante un rival que está siendo “irregular” y que tiene “agunas bajas”, por lo que Lanau no sabe qué rival se van a encontrar. Los alicantinos llevan cinco derrotas en los últimos partidos y están en tierra de nadie, ya salvados y sin opciones de alcanzar el playoff.

El Levitec va a llegar a este encuentro con todos sus jugadores, salvo Urdiain, que aún no está recuperado, aunque esperan que pronto vuelva a los enternamientos y pueda jugar alguno de los últimos partidos. Njegos Sikiras ya jugó contra el Estudiantes y aunque no tiene el hombro al cien por cien, si está en condiciones de aportar connormalidad.

El equipo ha tratado de preparar el encuentro del mejor modo posible, dentro de la escasez de efectivos generalizada que le suele afectar.

Y Lanau comenta que la intención es “jugar con todo el ritmo apretar en defensa, presionar el balón y  controlar a sus tiradores Pilepic y Matulionus”.

Señala que el hecho de no saber que efectivos tendrá el Alicante puede hacer más difícil “localizar os focos de peligro”, pero tambaién reconoce que siempre es más fácil batir a un equipo con bajas, que no puede contar con todas sus armas.

Etiquetas