Balonmano

BALONMANO - LIGA ASOBAL

Bada Huesca se aleja del subcampeonato tras su derrota contra el Abanca

El conjunto oscense ha acabado estrellándose ante el acierto del portero croata Dino

Bada Huesca se aleja del subcampeonato tras su derrota contra el Abanca
Bada Huesca se aleja del subcampeonato tras su derrota contra el Abanca
S.E.

ABANCA ADEMAR 32

BADA HUESCA 28

Abanca Ademar (16+16): Biosca; Mario López (2, 1 p), Vieyra (8), Pesic (2), Simonet (4), Mosic (8), Jaime Fernández (1); Carou (-), Acacio Marqués (-), Ligetvári (2), Juanín García (4, 2 p), Gonzalo Pérez (1), David Fernández (-).

Bada Huesca (14+14): Gómez Lite (Broto); Camas (1), Bonano (2), Mota (3), Eloy Félez (2), Carró (2), Mira (2); Adriá Pérez (6, 3 p); Ostojic (5), Malo (1), Val (3), Carmona (1), Oiert (-).

Árbitros: Rodríguez Estévez y Rosendo López. Escluyeron por dos minutos a Simonet y Pesic por Ademar y Carró y Mota por Huesca.

Marcador cada cinco minutos: 4-2, 6-4, 11-8, 14-10, 14-12, 16-14 (descanso); 18-18, 22-20, 24-23, 29-24, 32-26, 32-28 (final).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigésima segunda jornada de la Liga ASOBAL disputado en el Palacio Municipal de Deportes de León ante 2.200 espectadores.

LEÓN.- Bada Huesca ha caído derrotado este sábado ante el Abanca Ademar, que encadena su cuarta victoria consecutiva (32-28), su mejor registro de la temporada, para seguir en la pelea por el subcampeonato, del que se ha alejado el conjunto oscense, que ha acabado estrellándose ante el acierto del portero croata Dino Slavic mediado el segundo tiempo.

Con un inquietante 24-23 (minuto 45) emergió el guardameta balcánico para solventar varias acciones a bocajarro y permitir a su equipo escaparse, ya de manera definitiva, en el marcador ante un rival sin capacidad de respuesta ante un acierto del portero que rozó el 50 por ciento.

Si antes del choque una de las premisas de ambos equipos era su solidez defensiva, de esa característica adolecieron en todo el primer cuarto del choque, cuando los ataques fueron muy superiores a ambas defensas y porterías.

En los locales sus dos laterales, el argentino y exjugador del Huesca Federico Vieyra y el internacional serbio Ivan Mosic camparon a sus anchas, al igual que el compatriota de éste último Radovan Ostojic, principal arma en ataque, junto a la efectividad desde el extremo del máximo goleador oscense, Adriá Pérez.

Solo una pequeña racha de acierto de Nacho Biosca permitió al Ademar empezar a abrir brecha con una renta de cuatro goles, desperdiciando varias acciones para ampliarla, con un rival que parecía quedarse frenado.

Desde la defensa, más intensa y buscando el contacto -hasta entonces casi inexistente- y con el cambio en la portería y la entrada del joven Daniel Broto, el técnico José Nolasco pudo frenar la sangría y dejar a su rival más de siete minutos sin anotar.

Aunque la sensación en la primera parte fue de clara superioridad local, el marcador al descanso dejó todo abierto (16-14) y más si cabe tras un gran arranque de segunda mitad de los oscenses, que llegó a igualar por primera vez el marcador (17-17).

El Ademar, sin la inspiración de Mosic, pero sí de Vieyra como martillo pilón, siguió mandando ante un Huesca que hizo la goma pero que no se fue del partido gracias a una defensa intensa.

Pero no contó con el factor de desequilibrio de Slavic, que acabó decantando el choque porque de su solidez en la portería acabó apareciendo la soltura en ataque de su equipo para dejarlo todo resuelto (31-24, minuto 53), sin tiempo ya para la reacción visitante.

Etiquetas