Balonmano

BALONMANO - LIGA ASOBAL

Gonzalo Carró: "Aquí vino un jugador y se va otro"

El pivote gallego destaca su crecimiento en los tres años en Bada Huesca, donde se ha sentido "muy a gusto y muy importante"

Gonzalo Carró: "Aquí vino un jugador y se va otro"
Gonzalo Carró: "Aquí vino un jugador y se va otro"
P.S.

HUESCA.- "Aquí vino un jugador y se va otro", dice el pivote Gonzalo Carró de su evolución en los tres años que ha pasado en Bada Huesca y que se cerrarán este sábado contra el Barcelona.

Carró señala que se ha sentido "muy a gusto, muy importante" y que ha "crecido mucho" como jugador dentro de un proyecto en el que "Nolasco ha confiado mucho" en él.

Explica que su intención inicial era quedarse en Huesca y que el club le presentó una oferta de renovación en febrero, pero a la semana la retiró y eso hizo que él se moviera en busca de otras posibilidades. Cuando el club volvió a tratar con él un par de meses después se estaba ya en "un punto de no retorno" y señala que es algo que "no ha salido adelante" y que "puede pasar" en el mundo del deporte.

Se queda con una experiencia que ha sido "muy, muy buena" en estos tres años y en la que le queda "la espinita de no habernos metido en Europa". Subraya que es para estar "colectivamente contentos", con un "equipo hecho de la nada" hace tres temporadas.

"Luchar ha sido nuestro ADN, hemos sido capaces de plantar cara a los grandes y estar arriba y falto un puntito para llegar a Europa", dice y lamenta que las lesiones en los finales de temporada hayan lastrado a este equipo.

Carró agradece al Balonmano Huesca que le diera "la oportunidad después de descender con el Teucro".

Y subraya que empezó "defendiendo" y ha acabado "jugando casi todo". Ha formado una pareja importante en el bloque central con Nico Bonanno y ambos se han entendido muy bien y han ido "creciendo". Considera que "la defensa ha dado frutos y no sólo por nosotros". Ahora deberá adaptarse a otro compañero.

Carró tiene ambición por seguir creciendo en el balonmano, recuerda que aún tiene 24 años y mucho por delante y una de sus ilusiones es "poder volver" a la selección argentina, con la que ya debutó, y jugar "competiciones internacionales".

Para ello cuenta con su capacidad para "atacar y defender", pues ha sido un jugador que ha tratado de "no encajonarse" en una faceta, sino ser "completo" y estar adaptado al balonmano rápido y con pocos cambios ataque-defensa.

Cree que una de las claves del buen funcionamiento de este Bada es que los jugadores se llevan "muy bien", algo que considera que "ayuda muchísimo" y se traslada a la pista. También reconoce que "las despedidas van a ser duras", aunque destaca que a la gente "te la llevas dentro de ti".

Carró señala que en Huesca se ha sentido muy bien acogido y ha conocido mucha gente y valora mucho o sólo la cuestión deportiva, sino el "aspecto personal". Se muestra muy agradecido a "todos".

También ha tenido una relación estrecha con la cantera, entrenando al Diverbalonmano, como segundo entrenador y preparador físico del juvenil que fue campeón de Aragón y con el segundo equipo echando una mano. Le hubiera gustado apoyar en Primera Nacional y espera que le vaya muy bien. Recuerda que BM. Huesca es "un club muy joven" y tiene capacidad para seguir creciendo.

El último partido con Bada en el Palacio espera que sea una "bonita despedida", con mucha afición y subraya que Bada tratará de "plantar cara" a un Barcelona que "no perdona nada" y menos en preparación para la Final4.

Próximamente se conocerá su destino, pero eso será cuando lo anuncie su nuevo club.

Etiquetas