Balonmano

BALONMANO - LIGA ASOBAL

Bada Huesca se ahoga en sus propios nervios

Mala segunda mitad, con mucha precipitación, en el partido debut de Benites

Bada Huesca se ahoga en sus propios nervios
Bada Huesca se ahoga en sus propios nervios
LOF

LIBERBANK SINFÍN 27

BADA HUESCA 22

Sinfín: Mijuskovic (10/31 32%), Muñiz (2), Torriko (2), Postigo (3), Silva (1), Iglesias (4) y Dimitrievski (6) -siete inicial- Sambe (ps), Pla (3), Blázquez, Lastra, Basualdo, Zungri, Herrero Lon (4) y Vallés (2).

Bada: Gómez Lite (15/42 35%), Camas (3), Adriá (4), Osjojic (3), Mota, Nieto (2) y Del Valle (2) -siete inicial- Val (1), Carmona, Oier (2), Benites (2), Sergio (3), Marcelo.

Parciales: 2-3, 4-5, 5-7, 8-8, 10-10, 13-12 (descanso) 15-13, 17-15, 19-15, 23-18, 25-20 y 27-22.

Árbitros: Álvarez Menéndez y Friera Cavada. Excluyeron a los locales Pla, Zungri, Silva y Dimitrievski y al oscense Ostojic.

Incidencias: Primera jornada de liga Asobal. Pabellón La Albericia, 1100 espectadores.

SANTANDER.- Buen inicio y mal final para Bada Huesca este sábado en la cancha de Liberbank Cantabria Sinfín, uno de los conjuntos más modestos de la categoría pero que se acabó llevando el gato al agua en el estreno liguero tras remontar antes del intermedio el buen inicio de los de José Francisco Nolasco. Los locales han acabado disfrutando en un segundo período que se ha acabado convirtiendo en un festival de los santanderinos, con La Albericia empujando con fuerza para celebrar su primera alegría de la temporada.

Es pronto y queda mucho trabajo por ensamblar, pero las sensaciones del conjunto rojillo oscense han sido mejorables en la histórica cancha cántabra. Sin duda se han notado las bajas, pese a que el pivote brasileño Rodrigo Benites, que aterrizó en Huesca el jueves, pudo debutar y además lo hizo con goles pese a haber entrenado una sola vez con sus compañeros.

En la primera mitad, buen inicio de Bada Huesca en un encuentro dominado por las prisas en las jugadas de ataque en ambas escuadras, con más errores que aciertos. Tras la primera diana de los santanderinos respondía Bada Huesca con un primer parcial de 0-3. Jorge Gómez estaba muy entonado en la portería, con dos grandes intervenciones, y las sensaciones en el juego de ataque liderado por Ostojic eran buenas.

Pero Muñiz y Dimitrievski han devuelto las tablas al marcador (3-3) aprovechando algunas pérdidas absurdas de los altoaragoneses, como unos pasos de Del Valle, y malos lanzamientos. Los de Nolasco han comenzado a mandar con rentas mínimas a las que han respondido los locales con sucesivos empates, hasta que Bada Huesca ha sellado sus mejores minutos en el primer periodo.

Con 5-5, aunque Carmona ha enviado un tiro de siete metros a la madera (hasta tres veces perdonaron los visitantes desde el punto fatídico en los treinta minutos iniciales), Bada Huesca se ha despachado con unos minutos de brillantez en defensa y fluidez en la ofensiva que le han otorgado una máxima de tres dianas a su favor, 5-8 en las luces de La Albercia cuando se transitaba por el minuto 16 de encuentro gracias a Nieto, Val y Del Valle.

Pero ahí se le han apagado las luces a la escuadra oscense, carcomida por las prisas y las precipitaciones, viendo cómo en un parpadeo el Liberbank Cantabria volvía a empatar a ocho. Una contra de Ángel Iglesias devolvía el equilibrio al luminoso y la fuerza del público ya se dejaba notar.

Pese a ello, los colegiados estaban valientes, pero Bada Huesca no ha sabido aprovechar un par de superioridades numéricas en el tramo final del primer periodo. Los de Nolasco marcaban, pero indefectiblemente el Liberbank volvía a igualar el marcador en una alternancia que ha llegado hasta el empate a doce. Tiempo muerto de Reñones, y los locales que sabían defender estando con un hombre menos para culminar la remontada en el último compás con diana de Postigo. Este 13-12, aunque mínimo, ha hecho daño a la moral de los aragoneses.

Y es que la segunda parte ha sido de claro color local. Las carencias típicas a estas alturas de la temporada se han agudizado en un Bada Huesca que nunca ha estado cómodo en la pista. Malos ataques, muy precipitados, y dos minutos para Ostojic que sí han sido bien aprovechados por los santanderinos para dar un pequeño estirón al marcador.

Han funcionado mejor como bloque los de Reñones, con la inspiración de Mijuskovic bajo los palos como último recurso y con la grada apretando de lo lindo. A los nueve minutos de partido, y con 17-14 en el marcador, José Francisco Nolasco ha pedido un tiempo muerto casi a la desesperada, viendo la dinámica de su equipo.

Aunque Camas recortaba distancias desde los siete metros, los dos porteros se empeñaban en frustrar unos lanzamientos ciertamente deficientes en más de una oportunidad, quedando la distancia de Sinfín estabilizada en los tres goles. El cansancio también ha comenzado a pasar factura, algo lógico a estas alturas de la temporada, y la rotación oscense, al ser más corta, se ha visto más afectada.

Así, cuando Nacho Vallés ha puesto el 20-16 a catorce minutos del final del encuentro, el optimismo campaba en el pabellón santanderino. Reñones ha jugado muy bien sus bazas en las rotaciones, manteniendo al bloque más fresco, mientras Bada Huesca buscaba el milagro pero de la peor manera posible, con mucha precipitación, algo que se ha repetido durante el partido.

Un misil de Iglesias desde la larga distancia le daba a Santander una renta máxima de seis goles, 23-17. Aunque Sergio Pérez y Rodrigo Benites dejaron algún chispazo aislado en el ataque con buenos lanzamientos que permitieron a los oscenses recortar algo las distancias, el conjunto local supo jugar bien con el crono para administrar su ventaja con esos cinco goles finales que dejaron los primeros puntos en casa. Buena lección para Bada Huesca, claramente derrotado tras un primer encuentro donde las carencias han sido más evidentes que las virtudes pero en el que desde luego se notó en la segunda parte las bajas en la plantilla, y por ello el consiguiente bajón físico.

Etiquetas