Balonmano

BALONMANO - LIGA ASOBAL

Contundente derrota de Bada en Barcelona (49-26)

Los oscenses pagan sus pérdidas ante un Barcelona desatado

Contundente derrota de Bada en Barcelona (49-26)
Contundente derrota de Bada en Barcelona (49-26)
LOF

BARCELONA.- El Bada Huesca sufrió un duro correctivo en el Palu Blaugrana, donde al ya conocido poderío local se unió la insistencia en las pérdidas de balón por parte del equipo visitante, que alcanzaron la veintena. Todo ello se tradujo en una derrota dañina por lo abultado, 23 goles de diferencia, con los locales rozando la cincuentena en su casillero.

Los oscenses alimentaron el ciclón de ataques veloces del Barça, que corrió repetidamente y no sólo después de los errores de los oscenses, que pagaron los platos rotos de la derrota culé en Champions ante el Pick Szeged magiar. Frente a los regalos del Bada, el Barcelona no concedió nada en ningún lugar de la pista ni en ningún momento. Fue una apisonadora.

Arrancaba el encuentro y los oscenses trataban de jugar con dinamismo y desparpajo, pero las pérdidas de balón se convirtieron en casi una constante.

Ya desde los primeros compases entraban los barcelonistas en una dinámica de gol por minuto, prácticamente, cogiendo así los de Xavi Pascual sus primeras ventajas. Camas en Bada Huesca mantenía el nivel con buenas acciones por el extremo, pero era una lucha de quijotes contra molinos.

Las muchas pérdidas de balón de Bada Huesca, doce en este primer periodo ante la siempre férrea y dinámica defensa del Barcelona, lastraban a un cuadro aragonés que veía cómo los blaugranas aplicaban la lógica sin dejar resquicios a la sorpresa y se iban escapando en el marcador. Dirigidos por la batuta de Entrerríos y buscando siempre acciones veloces y combinaciones diabólicas, los de Pascual alcanzaban en un parpadeo la decena de tantos de renta. Enfrente Bada Huesca trataba de buscar la velocidad y las salidas rápidas tras gol de los catalanes. Ostojic dejó algún chispazo de la calidad de su lanzamiento, pero era poco ante el aluvión de goles local.

Al descanso se llegaba con un 25-15. Doloroso ya que se habían recibido los tantos de un encuentro medianamente normal,. De poco servía haber alojado quince veces el esférico en las redes culés, una cifra más que estimable.

Tras el descanso entraba Jorge Broto para ubicarse bajo los palos, dejando al minuto y medio un paradón ante Cindric. Los locales seguían con su receta de ataques veloces mientras las ofensivas de los altoaragonesas eran mucho más lentas y trabajadas con jugadas en la primera línea ante la muralla defensiva del Barça.

Los de Pasqui estaban ya por encima de la decena de tantos de ventaja pero a los tres minutos, Camas lograba su cuarta diana en una contra muy bien llevada. Broto seguía mostrando sus credenciales, sin miedo ante gigantes como Víctor Tomás -paradón con 26-16.

Eso sí, ante acciones como la del 27-16, un pase en largo de Gonzalo milimétrico que Tomás atrapaba en el aire lanzando en "fly" pegado al palo, poco se podía hacer salvo observar y aplaudir. Eso sí, también Bada dejaba muestras de su calidad como en un golazo de Sergio Pérez driblando a dos zagueros y superando con un sutil golpe de muñeca a Gonzalo.

Víctor Tomás era el encargado de acabar la mayoría de ataques en velocidad de los culés. Caían los goles de manera inmisericorde (31-17, minuto 38) mientras los de Nolasco pugnaban por hallar las mejores situaciones de lanzamiento. Pero cuando las hallaban, muchas veces emergía la figura poderosa de Gonzalo Pérez de Vargas, uno de los mejores arqueros del planeta.

Adrià Pérez engrosaba las cifras con sus dos primeras dianas, de bella factura la segunda tras una gran acción colectiva, y el partido desembocaba en un carrusel de goles. Hermosas acciones en ataque y defensas ya algo más relajadas ante la evidencia de un marcador que se acercaba a los veinte de distancia.

Los minutos finales servían para que Gonzalo Pérez de Vargas llegara a la docena de paradas habiendo jugado apenas la segunda mitad, para que Alberto Val cerrara la cuenta de los suyos con una hermosa diana en seis metros. Los aficionados del Barça querían ver el guarismo cincuenta en su marcador, pero Broto lo evitó con un par de intervenciones.

Bada necesitará reducir las pérdidas en próximos encuentros para ser competitivo en jornadas más propicias.

Etiquetas