Balonmano

BALONMANO - LIGA ASOBAL

El pivote del Bada Alberto Val anuncia se retirada

El jugador disputa este miércoles contra el Barcelona su último partido

El pivote del Bada Alberto Val anuncia se retirada
El pivote del Bada Alberto Val anuncia se retirada

HUESCA.- El pivote del Bada Huesca, Alberto Val, ha anunciado este lunes su retirada del balonmano profesional. Este miércoles jugará su último partido, contra el Barça en el Palacio de Deportes (20:30).

El jugador de Casetas explica que después de dieciséis temporadas como profesional es "tiempo de decir adiós" y de abrir "otra etapa" en su vida. Lo hace después de aprobar una oposición que le llevará a ejercer desde ya como policía local. Val llevaba preparando la transición de su vida deportiva a la laboral desde hace tiempo y se marcha "tremendamente agradecido" al club oscense por las "facilidades" que le ha dado a la hora de preparar la oposición o para hacer exámenes.

Valoró el sentirse "ayudado siempre" y comentó que sus nuevas obligaciones resultan incompatibles con el balonmano profesional por horarios, turnos, etcétera y también por el rendimiento que exige el balonmano, que reconoce que "posiblemente no hubiera podido dar".

Para Val supone una alegría despedirse contra un Barcelona que le permitió debutar como profesional en el año 2004. "No me voy en el mejor momento, pero estoy convencido de que se sacara. El equipo ha empezado la segunda vuelta con una victoria y un empate en la pista del segundo clasificado y estoy seguro de que se va a conseguir la permanencia".

Destacó que en sus cuatro años en Huesca se ha sentido "como en casa" y agradeció el trato tanto aquí como en sus clubes anteriores. "Los buenos momenots ganan sin duda a los malos", subrayó y destacó el hecho de haber conocido a "gente maravillosa, amigos para toda la vida".

También quiso recordar al BM. Casetas, en el que empezó con seis años, y al que sigue ligado como entrenador y a su familia, padres, hermanos, su mujer y amigos.

Val señala que aún no es consciente de lo que implica jugar su último partido, pero agradece y está "contento" de retirarse ya con un futuro profesional. "Toda mi vida ha sido para el balonmano y va a ser un cambio brusco", reconoció. Y comenta que tiene un lado "triste", aunque seguirá "ligado al balonmano, aunque no de un modo tan comprometido".

El jugador comenta que a partir de ahora seguirá siendo un aficionado más al Bada y que le animará desde la grada. Del club oscense valora por encima de todo "el trato de todo el mundo, cuando las cosas han ido bien y cuando han ido mal. Siempre han estado preocupados por nosotros y nos hemos sentido arropados", señaló, y también elogió a una afición que ha acompañado "en las buenas y en las malas".  Agradece "todo el cariño". Reconoce que se va en "un momento malo que no nos merecemos, pero plenamente convencido de que de aquí a mayo va a cambiar la situación y lo van a sacar segurísimo".

Val se despide "orgulloso" de su carrera y con la "única espinita de no haber debutado con la selección española absoluta". Pero de todos los clubes le quedan recuerdos "maravilllosos". Y destacó que siempre ha tratado de "aportar todo lo que he podido". Destaca como momentos buenos un último año en el BM. Aragón en el que se salvaron con un "equipo cogido con pinzas y todo de la casa", la liga y la clasificación para la Liga de Campeones conseguida en Rumanía con el Constanta y todos estos años en Huesca, en los que "siempre hemos estado por encima de los objetivos por el preswupuesto y siempre a punto de entrar en Europa". En el lado malo de su carrera destaca los "problemas de impagos" sufridos o la desaparición de un Atlético de Madrid por el que acababa de fichar. En todo caso, el balance general "es muy positivo".

Comenta que ha vivido tanto "la mejor época" del balonmano, como "una crisis brutal" y cree que ahora "se va otra vez, poco a poco, creciendo".

Este miércoles contra el Barcelona se encontrará con un excompañero en los juveniles y el primer equipo azulgrana, Víctor Tomás, que empezó con él y que también se retirará a final de temporada. Para Val será "una despedida muy especial", en la que va a estar acompañado de la familia y de muchos amigos, que se desplazarán a Huesca para acompañarle.

Comenta que el balonmano le llevó con catorce años a Barcelona y en estos veinte años le "ha ayudado a crecer y a madurar, a superarte a tí mismo, a ayudar a un equipo y a sacar adelante las cosas y seguir creciendo. Ha sido una gran experiencia, me ha aportado muchísimo y espero que me siga aportando".

Etiquetas