Balonmano

BALONMANO - LIGA ASOBAL

Escribano: "Me sigo emocionando cada vez que recuerdo aquel día"

El extremo fue el único oscense y canterano que vivió en primera persona la fase de ascenso y tiene grabado a fuego aquel fin de semana en el Palacio

Escribano: "Me sigo emocionando cada vez que recuerdo aquel día"
Escribano: "Me sigo emocionando cada vez que recuerdo aquel día"
D.A.

HUESCA.- Si para alguien fue especial el ascenso a Asobal, fue sin duda para Marco Escribano, el único oscense y canterano del club vivió con mucha intensidad aquella temporada, en la que poco a poco iba entrando en el primer equipo y pudo tener también su oportunidad en la fase para ser protagonista prácticamente en su primer año como senior.

"El día del ascenso es uno de los mejores de mi vida, y de hecho me sigo emocionando todavía cuando lo recuerdo. Cuando Julio para el penalti decisivo, la primera persona que lo abraza es mi mejor amigo, y la segunda mi padre. Fue un día muy intenso" Acerca de cómo comenzó aquella temporada y los retos que había, Escribano reconoce que superaron las espectativas. "Era un proyecto nuevo, y por tanto no sabíamos muy bien lo que podíamos hacer. Y funcionó de manera espectacular. No subimos directo, pero tal y como fue resultó más bonito. Si hubiéramos elegido desde luego que, aunque se sufrió mucho, la manera hubiera sido tal y como se produjo". Y tenía claro que "entonces creo que no fuimos conscientes de lo que iba a suponer. Ahora, con los años, vemos cómo es el club y adónde ha llegado, y todo empezó ese día".

Para él ese ascenso también fue una gran oportunidad, porque le permitió crecer como jugador de una manera enorme. "Esa temporada empecé mis estudios universitarios y también a jugar con el primer equipo, aunque tenía a dos extremos por delante. No jugaba mucho, pero la experiencia de estar en ese equipo, en ese grupo humano, me aportó mucho. Si tenía alguna duda de compaginar deporte y estudios, se me quitó del todo. Al año siguiente, en Asobal, casi no jugué, pero me sirvió para curtirme mucho, y con el segundo equipo fuimos campeones de Aragón y jugamos por ascender a Primera Nacional, que también fue un gran éxito entonces. Pero el hecho de entrenar día a día con el primer equipo me aportó mucho para seguir creciendo y luego ir jugando cada vez más".

A nivel de club, además, tiene claro que ese 29 de mayo de 2011 es la fecha fundamental. "El club tenía un proyecto desde muchos años antes de subir, pero no llegaba, y fue el día clave para dar el salto. A partir de ahí el Balonmano Huesca se pudo asentar entre los mejores, y a día de hoy es un club conocido en todo el balonmano nacional, con prestigio".

Sus estudios de Medicina le llevaron a dejar el balonmano de una manera profesional, pero ahora en Madrid, donde vive y trabaja, ha vuelto. Esta temporada ha jugado en el Balonmano Maravillas, equipo con el que iba camino de ser campeón en Segunda Nacional y jugar la fase para subir a Primera Nacional, pero la pandemia ha dejado de momento todo paralizado.

Etiquetas