Balonmano

BALONMANO - ASOBAL

Nolasco: "Empezar sí, pero con seguridad"

El técnico de Bada analiza el inicio incierto de la liga

Nolasco: "Empezar sí, pero con seguridad"
Nolasco: "Empezar sí, pero con seguridad"
P.S.

HUESCA.- Bada Huesca ha tenido que cambiar esta semana de planes casi sobre la marcha. De preparar el partido ante Nava, que se iba a jugar este miércoles, ha pasado a trabajar con la vista puesta en el miércoles día 9 y su partido ante Guadalajara.

El técnico, José Nolasco, no consideraba que este aplazamiento de las dos primeras jornadas cause un perjuicio muy grande. "Al fin y al cabo es empezar una semana más tarde. Lo normal es hacer una pretemporada de seis semanas, y nosotros habíamos hecho cinco, así que en ese sentido hasta nos viene bien para mejorar y afinar cosas". El único problema, el trabajo específico del partido ante Nava. "En dos o tres sesiones sí que entrenamos cosas específicas para ese partido, y al final no sirven de momento. No hemos tirado entrenamientos, porque al final es trabajo del equipo, pero sí que ahora también debemos cambiar la mentalidad. No es un gran estropicio, pero ahora ya nos centramos en Guadalajara".

La planificación de trabajo en todo caso no variará mucho. "Iba ser una semana de una manera y ahora lo va a ser de otra, pero al día a día del equipo no le afecta demasiado".

Sea como fuere, el técnico de Bada Huesca iba al fondo de este aplazamiento, que considera adecuado tal y como están las cosas. "Está claro que todos queremos empezar, pero sobre todo esta temporada nos hace falta seguridad, y hay que anteponer eso a todo lo demás. Somos un deporte con un riesgo de contagio en cierto modo alto, con contacto continuo y prolongado en el tiempo en un partido, y además en un pabellón cerrado, aunque sea grande como el nuestro. Por tanto, pensando en contagios, somos un deporte de riesgo, y aunque los deportistas sean jóvenes, sanos y fuertes, no son inmunes y se pueden contagiar como todo el mundo. Por tanto, nos hace falta seguridad".

UN PROTOCOLO Y SUS CONSECUENCIAS

A partir de ahí, la necesidad de un protocolo para apuntalar esa seguridad. "La temporada debe ir de acuerdo con un protocolo que marque el camino. Se ha retrasado, porque al ser una competición estatal cada equipo tiene las normas de su gobierno autonómico, pero hace falta algo común, marcado por el Consejo Superior de Deportes. Están en ello, pero no ha llegado a tiempo para este inicio, y es de lógica no empezar sin unos estándares. Esta semana se supone que tendremos ese protocolo y podremos ya atenernos a algo".

Eso sí, tal y como se apunta por el borrador de protocolo que ya se maneja, plantea problemas logísticos y económicos importantes para los clubes. "Hay que ver el protocolo y luego ver su aplicación concreta a nuestro deporte. A partir de ahí hay que ver si nos vale el modelo de competición que hay u otro".

Quizá el principal asunto que pueda llevar consigo el protocolo son los test, porque al parecer se van a requerir para cada jornada, y el coste que supone, y derivado de eso, si se puede pensar en otros modelos de competición que obliguen a hacer menos test y por tanto a abaratar. "Lo primero es la seguridad, pero luego hay que ajustar el modelo a la economía de los clubes. Con este calendario necesitarás hacer 34 tandas de test (tantas como jornadas) a jugadores y técnicos, que son muchas personas, y contando que cada test son en torno a cien euros. Eso es mucho dinero, y si no hay ayudas, patrocinios o subvenciones públicas o privadas para pagarlo, hay que buscar otro modelo".

A partir de ahí, a juicio del técnico oscense, surge la posibilidad ya apuntada en este periódico de jugar por concentraciones y sistema de burbujas. "La escala es primero la seguridad, y a partir de ahí todo lo demás es mucho menos importante, empezando por el calendario. Si se puede jugar con este modelo, con pruebas PCR sufragadas, bien, pero si no los entrenadores ya nos hemos pronunciado. Es un sistema que desde luego no va bien para los aficionados, pero sí permitiría jugar, con modelos de burbuja, en los que cuatro equipos se reúnen en una burbuja tres o cuatro días y juegan entre sí. Cada una de esas concentraciones requeriría una sola prueba previa y nos daría más seguridad, sin que pueda ser total en ningún caso".

Y por último, dejaba una reflexión. "Somos imagen y eso también supone responsabilidad. No se puede improvisar ni actuar con negligencia y la imagen que se dé debe ser positiva, un ejemplo".

Etiquetas