Balonmano

BALONMANO - EHF EURO CUP

España cae lastrada por sus muchas ausencias en la Euro Cup de Balonmano

Los Hispanos no pudieron en ningún momento con Hungría aunque en el tramo final maquillaron el marcador (32-29)

España cae lastrada por sus muchas ausencias en la Euro Cup de Balonmano
España cae lastrada por sus muchas ausencias en la Euro Cup de Balonmano
EFE

MADRID.- La selección española de balonmano saldó con una clara derrota, más en el juego que en el marcador, su retorno a la competición, tras caer este miércoles por 32-29 ante Hungría en la primera jornada de la "EHF Euro Cup".

Condicionado por las numerosas bajas, que le impidieron completar, incluso, la convocatoria, el conjunto español nunca pudo discutir la victoria a una selección magiar que se mostró superior en todo momento a los "Hispanos".

Pero ni con el 6-0 ni con el 5-1 logró la selección española controlar el juego ofensivo de Hungría, que encontró una y otra vez en la conexión con el pivote un camino infalible.

Pero los problemas de España, vigente campeona de la competición, no se limitaron exclusivamente a la defensa, ya que en ataque los de Jordi Ribera carecieron de la paciencia para elaborar.

Y cuando lo lograron, siempre se toparon con el inspirado portero Roland Mikler, que con sus intervenciones acabó por descolgar (17-10) al equipo español en el marcador.

Una desventaja de siete goles que obligó a pedir con urgencia un nuevo tiempo muerto a un Jordi Ribera.

Parón que pareció hacer reaccionar definitivamente a los jugadores españoles, que en los últimos cinco minutos del primer tiempo pudieron, por fin, dotar de la solidez necesaria a la defensa para frenar el festival magiar.

De hecho, tras el tiempo muerto solicitado por Ribera, el conjunto español no volvió a conceder ni un solo gol, lo que posibilitó que los "Hispanos" redujesen a cuatro tantos (17-13) su desventaja en el tanteador.

Pero ni la renovada fe del conjunto español en sus capacidades defensivas, que llegó a reducir, ayudado por la exclusiones del equipo local, su desventaja a tan sólo dos tantos (19-17), sirvió para contener al pivote Rosta.

Pero Hungría volvió a despegarse, incluso con siete de ventaja, de nuevo apoyada en el pivote. Esa diferencia convirtió prácticamente en un trámite los últimos doce minutos de un partido que Jordi Ribera empleó para foguear a los debutantes en el equipo español. Ahí destacó el pivote Rubén Marchán.

Etiquetas