Balonmano

ASOBAL

Miguel Ángel Velasco, técnico del Logroño: “Es una final para los dos”

Destaca que para su equipo “ya es un premio” llegar al partido contra el Bada con opciones europeas

Miguel Ángel Velasco destaca la importancia de la defensa en el duelo.
Miguel Ángel Velasco destaca la importancia de la defensa en el duelo.
Pablo Segura

El Logroño la Rioja espera el partido de este domingo contra el Bada Huesca como “una final”, según explica su técnico Miguel Ángel Velasco.

Destaca el entrenador de los riojanos que es un partido “muy importante para los dos equipos” y recuerda que si gana o empata Huesca, será tercero o cuarto”, mientras que si gana su equipo y según el resultado, puede concluir cuarto y podría tener también la opción de ser tercero.

Para Velasco, “con los confinamientos y las lesiones” que ha tenido su equipo, “tener opciones de clasificarnos para Europa ya es un premio” y señala que les gustaría, pero que tampoco les obsesiona. De hecho cree que esta temporada “la renuncia fue un acierto total”, vistas la circunstancias que se han producido después.

Velasco cuenta que el último confinamiento “hizo daño” al equipo y que, aunque después han ido recuperando tono, podían llegar “en mejores condiciones”. En todo caso, valora la pelea del equipo para ganar en Pamplona la semana pasada, lo que le da opciones en esta. “Si no hubiéramos ganado, este partido sería un trámite”, admite y reconoce que le “da moral” ese triunfo. Además, cree que “siempre el último partido en casa” y la despedida de la gente invita a hacer un buen encuentro. Y le da importancia no sólo a defender sus opciones, sino a acabar con buen sabor de boca.

Comenta que “este año Huesca está haciendo muy buenos partidos y es difícil que se vaya de los mismos, creo que solo he visto que le pasara en la Copa del Rey contra el Ademar”. Y por ello prevé un “partido igualado y disputado” que “se decidirá al final”.

El Logroño tratará de apoyarse en su defensa y su portería “para poder correr, que es lo que nos gusta”. Y alerta del peligro de que el partido se vuelve loco. “Hay que controlar, no perder balones que propicien contraataques”, dice Velasco y recuerda que es lo que les pasó en Huesca y lo acabaron pagando con la derrota.

Valora el papel que están teniendo los jóvenes en el equipo en un año con tanto lesiones, algo que a su vez les “está ayudando a crecer”.

Y comenta que cada año “gente importante se marcha porque hay ligas con más capacidad económica” y eso impide retener jugadores y obliga a reinventarse. Pero también señala que eso provoca también un impulso de la savia nueva en el equipo y supone “un reto”.

Este domingo será de nuevo día de despedidas en la plantilla del Logroño, saldrán siete jugadores.

Velasco comenta que tras el partido entre Logroño y Bada habrá que ver qué hace Granollers en sus encuentros y recuerda que son “partidos complicados”, lo que puede dar oportunidad al que salga ganador de Logroño. Cree que las circunstancias se han dado así y que tampoco se les podía pedir que jugaran tres o cuatro partidos en una semana porque hubiera supuesto poner en riesgo de los jugadores. 

Etiquetas