Balonmano

Balonamno / Liga Asobal

El Bada Huesca vuelve a morir en la orilla en Valladolid (28-25)

El partido de Lamariano y siete goles seguidos de Álvaro Martínez dejan a los de Nolasco sin premio

El Bada Huesca ha perdido en una pista maldita para él.
El Bada Huesca ha perdido en una pista maldita para él.
César Minguela

El Bada Huesca ha vuelto a quedarse con la miel en los labios de sumar en el Polideportivo Huerta del Rey. El equipo de José Nolasco ha caído ante el Recoletas Atlético Valladolid (28-25) en un encuentro que ha estado igualado hasta el final. Pero en los últimos minutos ha aparecido el pivote local Álvaro Martínez, quien ha marcado los últimos siete goles de los locales en los últimos seis minutos de partido para sellar el triunfo local.

También ha tenido buena parte de culpa de la derrota de los rojillos el portero Yeray Lamariano, con un 40 por ciento de paradas y con intervenciones en los momentos decisivos que han decantado el partido, en el que no se han visto ventajas superiores a los tres goles.

El encuentro ha comenzado con igualdad y alternativas en el marcador. Ningún equipo cogía los mandos y los dos mezclaban acciones de gran acierto con imprecisiones. Lamariano y Almeida en las porterías también dejaban su sello. El Bada ha alcanzado la primera ventaja de dos goles a los seis minutos con un cañonazo de Domingo Luis Mosquera (2-4). El 3-4 de Borja Méndez lo contrarrestaba Sergio Pérez con otro lanzamiento de 9 metros para el 3-5.

Los de Nolasco han enlazado dos defensas sin encajar gracias a la buena labor de sus jugadeores y a otra intervención de Almeida, pero no lo ha aprovechado en ataque y se ha quedado en inferioridad con la primera exclusión de Pinto (4-5, minuto 11). Los porteros se presentaban como los protagonistas del primer cuarto de hora, aunque el meta portugués del Bada no podría evitar el empate de Álvaro Martínez después de repeler un balón de Méndez.

Sergio Pérez volvía a poner por delante a los visitantes, que eran los que en el 13 lograban una superioridad por los dos minutos que le caían a Fischer. Si Valladolid no había aprovechado el estar con uno más, el Bada sí lo hacía y en una contra, sin portero local, Hackbarth hacía el 5-7 y, ya con siete contra siete, los rojillos se iban a la ventaja de tres dianas. Entre tanto, Almeida y Lamariano seguían a lo suyo, bordeando el 40 por ciento de paradas.

Pero no había manera de que el equipo de Nolasco, que se ha atascado, se despegara en el marcador y el Valladolid se acercaba (7-8, minuto 17), con Hackbarth fuera por exclusión. El Recoletas igualaba la contienda mientras el conjunto oscense no encontraba la manera de pasar la barrera de ocho goles, cifra en la que se ha estancado durante ocho minutos, hasta que Malo marcaba el 8-9 en una fase del choque en la que los locales también estaban errando sus ofensivas.

Los dos contendientes han recuperado claridad a la hora de encontrar los lanzamientos en la recta final del primer tiempo y solo los porteros evitaban que hubiera algunos goles más. Así, el partido se ha ido al descanso como ha estado en todo momento, con mínima ventaja, en este caso de los rojillos (11-12).

Patrianova devolvía el equilibrio en el marcador en el primer minuto de la reanudación. Nolasco cambiaba la portería pese al buen hacer de Almeida en la primera mitad y Arguillas respondía a la oportunidad evitando la igualada a 14, aunque en la siguiente acción no podía hacer nada ante una vaselina de Roki (minuto 35).

Miguel Martínez, con un gol, y Lamariano, con dos buenas intervenciones ante Hackbarth y Moya, dejaban al Atlético Valladolid con una ventaja que Patrianova ampliaba a dos goles (16-14, minuto 37). Pero, como el Bada en la primera media hora, los locales no han sabido mantener y ampliar su ventaja y los rojillos han vuelto a empatar en el minuto 39 con un tanto de Mosquera cuando el Recoletas estaban en inferioridad por la exclusión de Miguel Martínez.

Sergio Pérez, Hackbarth y Adrià Pérez culminaban un parcial de 0-5 con la complicidad de Arguillas para dar la vuelta a la tortilla (16-19, minuto 41) y obligar al cuadro vallisoletano a parar el partido. El Bada incluso ha tenido la opción de irse a cuatro de ventaja tras un palo de Miguel Camino, pero ha perdido la pelota y en su segunda oportunidad, Camino no ha fallado.

Un paradón de Arguillas ha vuelto a brindar la opción a los de Nolasco de irse al más cuarto, pero Lamariano ha respondido al duelo con una buena mano a Pinto. Malo se ha ido dos minutos al banquillo y ni un equipo ni otro han han tenido el poso necesario para no precipitarse en las siguientes acciones. Un infalible Méndez desde los siete metros y un espectacular Lamariano han puesto el 20-20 antes de encarar los doce minutos finales.

Camino ha perdonado en una contra, solo frente a Arguillas, al estrellar el balón en el larguero. Una jugada que era el mejor ejemplo para reflejar lo que estaba ocurriendo en el Huerta del Rey: los nervios por ganar llevaban a los jugadores a cometer errores en cada ataque. Entonces ha emergido la figura de Álvaro Martínez con cinco tantos seguidos que han puesto al Valladolid con un 26-23 a favor para cerrar el triunfo local, pese al empeño final del Bada, que ha apurado sus opciones de puntuar hasta el último minuto. 

Etiquetas