Balonmano

balonmano

Fernando Pérez, sexta campaña como segundo entrenador

Asume cada año "más responsabilidad" dentro del cuerpo técnico del Bada Huesca

Fernando Pérez, a la derecha de José Nolasco
Fernando Pérez, a la derecha de José Nolasco
PABLO SEGURA

Fernando Pérez seguirá por sexta temporada como segundo entrenador del Bada Huesca, dando su apoyo a José Nolasco.

El oscense ya había estado como jugador con el técnico ilicitano, pero ahora lleva ya más tiempo como ayudante. Y explica que “cada año, con más responsabilidad y más trabajo”. Cuando comenzó estaba “un poco verde”, dice, y ha ido asumiento más trabajo, obteniendo “más confianza” y sigue con “mucho por aprender”.

Fernando cuenta que en estos años ha habido una “mejora en el club”, que “cada vez funciona mejor” y también José Nolasco ha ido introduciendo “más cosas y haciendo mejor lo que ya se hacía. Ha ido dando una vuelta de tuerca”. Y añade que siempre se ha trabajado mucho, pero que ahora se “aprovecha más” todo ese trabajo.

Cuenta que los técnicos analizan en conjunto a los rivales y lo ponen en común para hacer un plan de partido. Y él hace un trabajo más específico con los porteros, tanto con ejercicios, con vídeo o con estudio de rivales, todos los detalles que puedan ayudar a mejorar.

En ese sentido, destaca la importancia de los porteros, “el puesto más importante del balonmano”, pues recalca que con una buena defensa y portería se pueden ganar muchos partidos.

Recuerda que el club tiene unos “recursos limitados” y no puede aspirar a “megaestrellas” y eso obliga también a que aporten “del primero al último”.

A la hora de hacer las plantillas “acertar es básico” y el club trata de traer a jugadores que estén a la altura de la exigencia. En ese sentido señala que se trata de tenerlo claro cuando se ficha. El club se ha distinguido por que “la gente ha funcionado”. 

Fernando Pérez comenta que quizá lo que más cuesta es que los extranjeros que vienen de fuera de España se adapten al estilo de juego de la Asobal, pero señala que al final “todos tienen que sumar”.

Y el Bada Huesca en su humildad no se puede permitir desaprovechar a un jugador: “lo que hay, hay que aprovecharlo. Otros pueden decir este no me sirve, ya traeré a otro”.

Este año en la portería también habrá un nuevo jugador y Fernando Pérez señala que se trata de tener “los dos mejores porteros posibles”, con Dani Arguillas y el fichaje para que “el día que no esté parando uno, lo haga el otro”.

Respecto a la campaña concluida destaca el equipo ha “hecho un buen papel y hasta ha tenido la opción de acabar entre los ocho primeros hasta el final” pese a las dificultades por casos de covid y lesiones. Y valora esa capacidad de adaptación. “Cuando hemos estado todos al final hemos competido con todos los equipos”.

Esta próxima temporada el equipo va a tener el reto de cubrir las bajas. “Hemos tenido pérdidas importantes”, admite el segundo entrenador y va a tocar “hacer bloque” con el trabajo de la pretemporada.

En ese sentido señala que los cambios en la primera línea van a obligar a adaptarse y que el que venga sea capaz de suplir a los que se han ido.

Fernando Pérez hace hincapié en que “la clave es el trabajo y el día a día. Con trabajo se consiguen los objetivos”.

Y señala que en una liga tan igualada la mentalidad pasa por ser “competitivo cada día y dar el máximo”. Será cuando se acerque el fin de temporada cuando se vean las aspiraciones reales. Y en ese sentido pone como ejemplo esta campaña, en la que ha acabado descendiendo un equipo que parecía que lucharía por Europa y que se ha salvado otro que parecía desahuciado. "Cada partido se puede ganar y perder. No puedes relajarte porque no hay equipos inferiores ni equipos a los que no se pueda ganar. Hasta al Barça se le ha visto este año más humano, aunque haya acabado ganando la Champions”.

Etiquetas