Balonmano

balonmano/asobal

Un partido memorable y una derrota dolorosa de Bada (41-42)

Los locales y Anaitasuna jugaron a un ritmo trepidantey ofrecieron un gran espectáculo, decidido por detalles e incluso por suerte

Miguel Malo, con decisión hacia la portería.
Miguel Malo, con decisión hacia la portería.
JAVIER NAVARRO

El Palacio de Deportes, con ambiente sensacional, ha disfrutado de un maravilloso partido de balonmano, con triste final para el Bada Huesca, que ha perdido al final contra el Anaitasuna.

Ambos equipos han jugado a un ritmo trepidante y han ofrecido un gran balonmano, espectacular con goles constantes y cambios de ventajas. Al final, se ha decidido por pequeños detalles. Se escapó el Anaitasuna, que tuvo más suerte, incluso arbitral, y más acierto, pero Bada ha estado a punto de cazarle y ha peleado hasta el final.

Bada ha comenzado muy mal, precipitado en ataque, con malas decisiones, pérdidas y lanzamientos forzados y el Anaitasuna lo ha aprovechado para correr y, con más claridad, poner con rapidez un 0-3. Y cuando parecía que el equipo empezaba a entonarse, tampoco ha metido los lanzamientos ni de 7 ni de 6 metros. El marcador se ha ampliado hasta un 0-5, con Anaitasuna siempre a la carrera, lo que ha llevado a un tiempo muerto de Nolasco antes de cumplirse los 5 minutos de juego. Han entrado cambios en la primera linea, con Cordiés y Malo.

El Bada ha metido sus primeros goles, con mucha más decisión atacante y verticalidad de los incorporados, pero ha seguido encajando.

Pero pronto la defensa oscense ha ido entonándose y anticipándose, forzando las faltas de ataque, los cambios le han sentado peor a Anaitasuna y el marcador se ha ido ajustando. Tanto que el Bada ha puesto un 8-8 después de dos goles a puerta vacía de Pere Arnau y Terçariol. El técnico del Anaitasuna ha parado el partido con el Palacio enardecido.

Anaitasuna ha salido reestablecido, pero el Bada ha seguido jugando bien, con dinamismo atacante, ya con Suárez de vuelta a la pista. El partido estaba trepidante por su ritmo y Bada ha llegado a ponerse por delante con un 12-11. Pero un golpe en la cara a Bonanno ha llevado a la descalificación de Hackbarth en el minuto 18, un contratiempo para el Bada con 12-13. No ha salido mal parado de la inferioridad (14-15). El partido lo tenía todo: tensión, buen juego, ritmo, muchos goles y hasta algo de polémica (17-17). Bada ha conseguido un 19-17 percutiendo con su ataque de continuidad y verticalidad y aportación de la defensa y la portería, pero le ha durado muy poco y el choque se ha vuelto a igualar, con todo el mundo a la carrera. Se ha llegado al descanso con empate (21-21).

De vuelta a la pista, Anaitasuna ha cogido antes el tono y ha tomado dos de renta (21-23), pero Bada le ha respondido con idéntica decisión de su ataque y gol a la carrera (23-23). El partido no perdía ni un ápice de la intesidad de la primera mitad y los equipos no se daban tregua. Cada fallo era castigado por los ataques o por los contraataques.

Anaitasuna ha encontrado lanzamientos sencillos en llegada sin suficiente oposición. Quien fuera capaz de parar las transiciones iba a tener mucho ganado.

En el otro lado de la pista Montoya hacía de las suyas en el pivote e Ian Moya al contraataque ponía a Bada por delante (30-29). Y ha llegado a ponerse con dos (32-30), pero Anaita ha igualado rápido e incluso se ha adelantado (33-34).

Pero Bada ha seguido insistiendo y le ha dado la vuelta y el choque ha vuelto a la igualdad (36-36). Podía pasar cualquier cosa. Pero ha sido Anaitasuna el que ha aprovechado un par de errores atacantes del Bada para no fallar en sus opciones y tomar dos de renta cuando se iba a entrar en los últimos cinco minutos (36-38). 

Bada ha seguido intentándolo y recortaba, pero Anaitasuna no fallaba, incluso con algo de suerte y para colmo una acción contra Montoya clarísima no ha sido vista por los árbitros y se ha convertido en un contraataque y gol en contra. Carmona ha fallado un penalti y Anaitasuna se ha marchado por cuatro goles (38-42). No ha bajado los brazos ni aún así el equipo y con dos pérdidas de Anaita se ha puesto a tiro (41-42). No ha sido posible, pues la suerte ha estado con Anaitasuna, que ha alargado su ataque, ha cogido un rechace y se ha quedado el balón final.

Etiquetas